‘La AgriDolce Vita’ de Quan Zhou (Astiberri)

3.8/5 - (25 votos)

Auto-ficción en el que la ilustradora, diseñadora gráfica, columnista y activista feminista y anti-racista, cuenta como tras una crisis laboral-vital decide abandonar su residencia en Madrid  y viajar recorriendo una decena de países: Italia, Estados Unidos, Canadá, Colombia, Costa Rica, Islandia, Escocia… entre los que intercala idas y venidas a su país natal España, país al que llegaron sus padres chinos antes de que ella naciera… dentro de un taxi por las calles de Algeciras.

En dichos lugares, la protagonista-autora expone a lo largo de sus 150 páginas a color como percibe el mundo como mujer racializada, y sobre todo cómo el mundo la percibe a ella, también en España donde le persigue la constante del “¿de dónde eres?” además del “hablas muy bien español” en el resto de países. Reflexiona además desde la crítica y el humor con los diferentes prejuicios y formas de racismo muchas veces oculto tras la condescendencia, para de forma divertida ironizar hasta el límite de lo trivial con hechos y anécdotas que le suceden en sus frenéticos viajes y las diferentes relaciones personales que establece.

Lo hace con estilo gráfico ágil, despreocupado e informal, pero a la vez cuidando el detalle y con un expresivo colorido que se puede incluso aprovechar como simpática guía de viajes, por los consejos que da para viajar por el mundo sin dejar de estar conectada de forma umbilical con él, por muy aislado que este sea: coliving, conexiones en red, tarjetas de pago, seguridad en algunos lugares… o incluso para hacer turismo sin caer en el tópico, o lo que es lo mismo acercarse al concepto de viajante, para esto último, fundamental conectar de fona natural con gente del lugar.

Todo esto y mucho más, como el recorrido que realiza por los diferentes  barrios chinos a lo largo de las ciudades visitadas y en los que la autora reflexiona en cuanto a las diferentes situaciones vividas: habilitados y vivos unos, impuestos y recreados otros… hacen que el muy indicado título de “La agriDolce vita” se convierta en una agradable y madura lectura para divertirse y pensar a la vez.

Comentarios

Comentarios