Lucifer: entrevista con Johanna Platow Andersson

4.1/5 - (25 votos)

“Me identifico más con el niño de ‘La Profecía’ que con la niña de ‘El Exorcista'”

La llegada de “Lucifer V” es inminente. El 26 de enero tendremos al ángel caído de nuevo entre nosotros. Con motivo del lanzamiento de su nuevo álbum, Johanna Platow Andersson, líder y voz de la banda, nos habla del quinto disco, los orígenes de Lucifer y algunas de sus preferencias artísticas, entre otras cosas.

Hola Johanna. Encantado de hablar contigo. Gracias por dedicarme este rato. ¿Dónde estás ahora mismo?

– Hola. Encantada de hablar contigo también. Pues estoy aquí sentada al sur de Estocolmo en mi escritorio, mirando el mar. Aquí vivimos Nicke y yo, a unos 20 minutos de la ciudad, en el campo.

– Ahora que está a punto de publicarse ¿qué me puedes contar de “Lucifer V”? “Lucifer IV” lo grabasteis durante la pandemia y parece que las cosas han cambiado un poco desde entonces. A juzgar por los singles que habéis adelantado, hay mucha variedad musical en el nuevo álbum.

– No creo que hayamos hecho muchas cosas diferentes. Hemos escrito y grabado las canciones de la misma manera que siempre lo hemos venido haciendo: la mayoría de las canciones están compuestas entre Nicke y yo al 50/50. También hay dos canciones en el nuevo álbum que he escrito junto con nuestro guitarrista, Linus [Björklund]. En términos de diferencias con “Lucifer IV” puedo ver totalmente lo que dices sobre que nos hemos expandido un poco más musicalmente. Tienes “Slow Dance In a Crypt” que tal vez sea un tipo de canción que no hayamos compuesto antes, y hay diversas facetas musicales de Lucifer que sí hemos mostrado antes pero tal vez no de forma tan prominente como hasta ahora. No buscamos un concepto o idea preconcebidos. Nunca calculamos este tipo de cosas. Simplemente salen así, como algo visceral. En la banda trabajamos con lo que sentimos en las tripas. Empezamos a escribir algo y se acaba convirtiendo en una criatura con entidad propia y por eso realmente no puedo decirte por qué el nuevo álbum suena como lo hace. Hacemos lo que nos gusta. Nunca partimos de una idea previa, al igual que no tratamos de hacer un álbum más convencional que tenga éxito comercial ni nada parecido. Solo buscamos escribir cosas que nos hagan sentir bien. Quizás por ese motivo intentamos no repetirnos y tal vez por ello el nuevo álbum suena algo más variado.

“Hacemos lo que realmente amamos y no estamos para vendernos al mainstream. Si eso significa que en ocasiones me encuentro en la ruina al menos he hecho música de la que estoy realmente orgullosa”

– Aunque hay bandas con ciertos sonidos oscuros que sí están alcanzando el mainstream como Ghost, no creo que la música que hacéis en Lucifer sea precisamente comercial. Salvo que decidieseis empezar a sonar como Bon Jovi…

– Exactamente, no queremos comprometernos. Por supuesto, podríamos trabajar con un productor moderno y tratar de obtener un sonido de rock actual como el tipo de cosas que escuchas cuando enciendes las emisoras de radio de rock convencionales del mundo. Lo que suena ahí hoy en día no es algo que nos guste, y desde luego no vamos a comprometer el sonido de Lucifer para sonar en esas emisoras. Es cierto que eso podría significar que estamos condenados a ser una banda underground para siempre, pero bueno, a pesar de que no estamos teniendo un gran éxito rápido ni nada por el estilo, vamos creciendo poco a poco, y desde “Lucifer I” hasta “Lucifer V”, la curva de ventas ha venido subiendo de forma lenta pero estable. No estamos de moda ni nada que se le parezca, pero tenemos una base de fans muy fiable que confía en lo que hacemos y creo que eso es más duradero que buscar un éxito rápido con una canción barata de radiofórmula de mierda que suene como lo que hace todo el mundo. Hacemos lo que realmente amamos y lo que sentimos que suena bien, y no estamos para vendernos al mainstream. Si eso significa que en ocasiones me encuentro en la ruina pues vale, pero al menos he hecho música de la que estoy realmente orgullosa. Así ha sido para todos los lanzamientos de Lucifer sin excepción.

– Detrás de Lucifer hay un espíritu muy DYI, muy “hazlo tú mismo”. Además de que grabáis en vuestro propio estudio [nota: el Honk Palace de Nicke Andersson], tú eres la manager de la banda. Sólo faltaría que prensaseis y distribuyeseis vuestros propios vinilos.

– Si tuviese el dinero para comprar una planta de prensado, desde luego que la compraría (risas).

– También estás detrás de todo el concepto visual de la banda, las portadas de los discos y los vídeoclips. Para estos últimos, aunque los puedan dirigir otras personas, las ideas son tuyas. Mantienes el control creativo de la banda.

– Sí, es cierto. Probablemente sea porque soy una maniática del control. Y sí, tengo muchas ideas para los videoclips. Aunque tengo que recurrir a un profesional de la dirección para ejecutarlas correctamente, las ideas son mías. Siempre estoy encima del director durante los rodajes “haz esto, haz lo otro”, así que probablemente sea un poco molesto trabajar conmigo porque es muy difícil para mí dejar pasar las cosas. Se me van ocurriendo más ideas mientras rodamos, cosas nuevas que podemos hacer y demás. Aparte de eso decido todos los demás aspectos, desde el vestuario hasta el maquillaje. Acabo superestresada porque quiero hacerlo todo a la vez, y es imposible estar delante y detrás de la cámara al mismo tiempo, ya sabes. Pero está bien porque todo esto nos ahorra un montón de dinero. Hoy en día en el negocio de la música las bandas tienen que encargarse de muchas más cosas de las que se encargaban hace tiempo. Antes las discográficas se hacían cargo de muchos asuntos y hoy ya no tenemos eso. A pesar de todo estoy feliz por ello, ya que tenemos total libertad creativa. Nunca le muestro a la discográfica un álbum antes de que esté terminado, y eso funciona realmente bien. Desde “Lucifer I”, en ninguno de los sellos en los que hemos estado hemos tenido que soportar a la gente de la discográfica diciéndonos qué teníamos hacer. Además, confío más en mi gusto que en el de ellos. Igualmente con el arte gráfico de los álbumes. Sabemos exactamente lo que queremos y Nicke también tiene muy buen gusto. Para estos temas confiamos más en nosotros mismos que en la mayoría de personas externas. Si no fuéramos músicos posiblemente seríamos diseñadores gráficos o algo similar.

“Si Bobby Liebling ha podido llegar hasta los setenta años
dándole al crack,creo que yo tengo bastantes posibilidades
de poder seguir con esto durante un tiempo”

– El 2024 marca ya diez años de Lucifer como banda. 5 álbumes (lo que hace un muy buen promedio de un álbum cada dos años) y un buen número de singles, sin contar todas las giras. ¿Cómo ves a Lucifer en 2024 en comparación con el Lucifer que empezaste hace 10 años?

– Pues realmente no he reflexionado sobre ello porque siempre andamos con mucho trabajo. Creo que puedo decir que la banda está más o menos donde esperaba que fuese a estar, así que el plan que tenía en mente se está haciendo realidad. Cuando le di al primer álbum de la banda el nombre “Lucifer I” pretendía que este fuese el primer álbum de una secuencia de muchos álbumes, en particular porque The Oath nos separamos después de un solo álbum. Afortunadamente mi plan para Lucifer se convirtió en realidad, porque si Lucifer se hubiera quedado en un único álbum y ya está, hubiese sido bastante vergonzoso. Pero no fue así, ha sido una profecía autocumplida y estoy muy contenta con ello. Y sí, exactamente 10 años. The Oath se disolvió en enero y Lucifer existe desde marzo de 2014, así que en marzo de este año se cumple el décimo aniversario. Está siendo una locura, pero va bastante bien. Estoy satisfecha con la banda, y estoy contenta con sus lanzamientos. Pienso en el 50 aniversario de la banda y es algo gracioso porque, como empecé un poco tarde en esto, con otros 40 años más me pondría en 85 años. Vamos a ver cuánto aguanta el cuerpo.

– Yo diría que tienes cuerda para rato. Además, ya hay un buen montón de bandas que han demostrado que no hay límite de edad para rockear duro.

– Yo también lo creo así. Acabamos de terminar la gira por Estados Unidos con Coven, y Jinx Dawson tiene setenta años. Bobby Liebling de Pentagram se dejó caer por algún bolo y también tiene setenta años, y además ha consumido muchísimas drogas. Es un milagro que todavía esté vivo. Yo ahora llevo una vida bastante sana. De hecho, dejé de fumar hace cuatro meses. Ahora sólo me echo un pitillo ocasional en alguna fiesta, pero nada de forma regular y ya no bebo mucho. Nicke está muy triste (risas) porque le parece que me he vuelto algo aburrida. Pero bueno, si Bobby Liebling ha podido llegar hasta los setenta años dándole al crack, creo que yo tengo bastantes posibilidades de seguir con esto durante un tiempo.

– Siempre he tenido curiosidad: ¿por qué elegiste Lucifer como nombre para la banda?

– Hay varias razones. Me senté a pensar en ello por un tiempo, y manejé diferentes nombres, pero al final siempre regresaba a la idea de Lucifer. Si buscas por ahí “Lucifer” hay como un millón de bandas underground con ese nombre, pero no había ninguna banda muy popular como para que me diese la sensación de que el nombre ya estaba muy identificado con alguien que conociese todo el mundo. Así que pensé “maldita sea, este nombre es realmente chulo, tiene siete letras, y siete es mi número favorito, es solo una palabra, es muy fácil de recordar…”. Pero también pensaba “No lo hagas. La gente te va a echar un montón de mierda encima por apropiarte de esa palabra”. Ya sabes, en la escena todo el mundo usa la palabra Lucifer, en sus letras y demás. Pero pensé que alguien tenía que tomar el nombre y que tenía que ser yo. Además, si yo no lo hubiese tomado yo, tarde o temprano lo habría hecho alguna otra persona.

– Sí es verdad que ninguna banda superconocida usaba el nombre. Tienes variantes como Lucifer’s Friend, y también tienes a Satan, pero eso ya es otra derivada.

– Hemos tocado con Satan. Banda británica. Súper buenos chicos. Tocamos en algunos festivales para ellos el año anterior. Ya sabes que estos nombres sencillos de una sola palabra funcionan muy bien en el metal y lucen mucho en el merchan y en los posters. Tienes que pensar en eso también, ya sabes. Ahí tienes a Pentagram, Coven, Ghost, todas estas bandas… Lucifer era algo obvio, así que finalmente me quedé con el nombre y, por supuesto y como era de esperar, hubo mucha gente quejándose en plan “¿¡cómo se atreve a tomar ese nombre!?”. Pero también hay otra gente que se queja porque piensan que si una banda se llama Lucifer tiene que ser una banda de death metal o algo así y luego se molestan cuando nos escuchan y piensan “¡Oh, no! Pero, ¿qué es esta mierda pop?”.

– Claro, como no sacrificáis recién nacidos ni nada por el estilo…

– Bueno, ¿qué sabrán ellos…? Pero mira a Black Sabbath. Un nombre tremendamente heavy, y luego tiene un catálogo musical muy amplio. No son una banda de doom y ya está. Tienen canciones con vibraciones y estilos muy diferentes. A veces siento que la gente se olvida de la gran variedad que hay en el cancionero de Black Sabbath.

“Siendo una chica en la escena
del metal crecí como una
outsider durante los 80s y los 90s”

– Si alguien se queja por el uso del nombre, no sé, que lo hubiesen cogido ellos antes.

– Exactamente. Y también hay más significados detrás del uso de este nombre. Yo me veo a mí misma como una inadaptada. Ya sabes, Lucifer era un paria, el ángel favorito de Dios que se rebeló y fue expulsado del cielo. Yo siempre fui una extraña desde que estaba en el colegio. Yo era la única metalhead, y siendo una chica en la escena del metal crecí como una outsider durante los 80s y los 90s. Así que por supuesto, me identifico con Lucifer. Además también he estado muy interesada en la literatura ocultista. Como resultado de todo lo anterior, Lucifer ya tiene su propia banda de rock (aunque no sacrifiquemos bebés en el escenario).

– Un nombre como Lucifer da además para hacer cosas como darle a la última gira el nombre The Satanic Panic Tour, que vas a traer a Europa durante febrero de este año, lo que me lleva a preguntarte por qué no he visto aún fechas españolas para esta gira.

– Estoy trabajando en ello. La gira Satanic Panic es un concepto que quiero continuar con diferentes bandas que vengan con nosotros. No puedo revelar más, pero lo que hay anunciado ahora es solo una parte del Satanic Panic Tour europeo: tenemos muchos más lugares pendientes de visitar porque durante la pandemia no salimos para presentar “Lucifer III” y “Lucifer IV”, así que ahora tenemos tres álbumes con los que girar, y mucho que hacer en los shows en directo. Desde luego que vamos a ir a España, donde sé que tenemos un buen número de fans. A España y a más lugares también. Como te decía, estoy trabajando en ello.

– Pues ya estamos esperando verte por aquí. Oye, ¿qué tal si te planteo unas cuantas elecciones? Solo para conocer tus favoritos, sin más. Nada dramático como que si te plantean elegir entre los Beatles y los Rolling Stones, si eliges una de las dos bandas la otra desaparece de la faz de la tierra.

– ¡Los Rolling Stones! (risas)

– Aún no habíamos empezado, pero opino lo mismo (risas)

– No me malinterpretes. Me gustan los Beatles, pero en mi corazón los Rolling son número uno. Soy una chica Rolling.

– ¿Black Sabbath o Pentagram?

– Black Sabbath

– ¿Ozzy o Dio?

– Ozzy.

– Pensé que a lo mejor dirías Dio, porque para mí en términos de estilo vocal tienes más cosas en común con él que con Ozzy.

– A ver, no me malinterpretes. A mí me encanta Dio y me gusta Rainbow, pero en Black Sabbath prefiero a Ozzy y también me encantan las cosas de Ozzy en solitario. Soy una fan total de Ozzy Osbourne, qué le vamos a hacer…

“Todo esto
es culpa de
Glenn Danzig”

– ¿Fleetwood Mac o Coven?

– Totalmente Fleetwood Mac. Soy un gran fan de Steven Nicks. No conocí a Coven hasta tal vez el 2011 o el 2012. Fleetwood Mac… mis padres ya tenían el “Rumours” y yo lo escuchaba constantemente. Me gustan todas las épocas de Fleetwood Mac. También me gustan las cosas de Peter Green, pero soy un gran fan de Stevie Nicks. A veces se pone un poco cursi, pero eso también me encanta. También escucho a Coven y me gustan mucho. Es una banda realmente genial, pero Fleetwood Mac tiene tanta variedad, un catálogo interminable de cosas… Sí, definitivamente Fleetwood Mac.

– Tenía que haberte planteado elegir entre Fleetwood Mac y Heart…

– Me encantan Heart en los 70s y también en parte en los 80s aunque también sean algo cursis, pero probablemente seguiría eligiendo Fleetwood Mac porque los escucho más. Me encantan Heart pero Fleetwood Mac son mi opción siempre. De hecho escucho tanto a Fleetwood Mac que ahora trato de hacerlo solo cuando Nicke no está en casa para no abrasarle.

– ¿Danzig o los Misfits?

– Danzig. Los tres primeros álbumes. Crecí con ellos y tienen una gran influencia en Lucifer. A ver, que los Misfits son geniales y también me encantan, pero esos tres primeros álbumes de Danzig… La razón por la que Lucifer es como es, es porque vi a Danzig en directo cuando tenía 14 años. Fue uno de mis primeros shows y me causó una gran impresión. Es por él que empecé a usar chaqueta de cuero y me teñí el pelo de negro cuando era adolescente y comencé a usar cruces invertidas y esas cosas. Todo esto es culpa de Glenn Danzig.

– Sé que “La Semilla del Diablo” es tu película de terror favorita, así que no la vamos a meter en la competición y lo que te planteo es elegir entre “La Profecía” y “El Exorcista”.

– “La Profecía”. Me identifico más con el niño de “La Profecía” que con la niña de “El Exorcista”.

– Además son personajes muy diferentes. Una es una pobre niña poseída. El otro es el anticristo. No hay color.

– Exactamente. Tengo más en común con Damien…

– ¿George Romero o Dario Argento?

– Ya que soy una persona tan visual, probablemente iría con Argento solo porque me gusta mucho su estética, las mujeres que elige y toda su imaginería.

– ¿Stephen King o HP Lovecraft?

– Mi primera reacción visceral ha sido Lovecraft porque es un clásico de toda la vida, pero Stephen King también es un clásico y además como persona me gusta más y sé más de él. Toda su adicción a la cocaína, cuando se comportaba como un maníaco en su propia casa y demás. Es un personaje muy interesante. Lo sigo en Twitter y dice cosas con sentido. Es una pregunta difícil…

– Pues muchas gracias Johanna por tu tiempo. Ha sido un placer charlar contigo. Si quieres decir cualquier cosa a los fans españoles, este es el momento.

– Gracias a ti. Ha sido una conversación muy agradable. Para los fans españoles: ¡espero veros este año!

Comentarios

Comentarios