KISS se van… pero no tanto

4.1/5 - (21 votos)

Si te gusta mínimamente el rock, tienes una conexión a internet y además la usas, estoy seguro de que estarás al corriente de que KISS han ofrecido este pasado fin de semana el último concierto de su longeva carrera de cinco décadas. Eso dicen al menos. Pero aparte de que decenas de músicos se hayan pasado el fin de semana recordando que sin KISS no estarían donde están o que fue el grupo que les inspiró a coger un instrumento (y que se jodan todos aquellos que les han acusado toda la vida de ser simplemente un grupo de efectos especiales), probablemente lo que más ha trascendido es el hecho de que KISS en su forma humana ha pasado el testigo a unos avatares que permitirán a futuros fans seguir disfrutando de su música en “directo”.

Independientemente de lo que nos parezca semejante idea, no es algo que deba sorprender a nadie. Ya hace años que Gene Simmons comentó que aunque ellos se retirasen, le gustaría que su música siguiese llenando recintos gracias a otros músicos que les sustituyesen. El mundo y la tecnología evolucionan y aquella frase que llamó tanto la atención en su momento -y que irritó también a los más puristas con razón- ha acabado haciéndose realidad aunque de otra manera. Nadie puede decir que no estuviese avisado…

He leído en alguna publicación de renombre anglosajona -no recuerdo cuál; es lo que pasa cuando duermes 4:30 horas de media por noche- que detrás de estos avatares está la empresa que se encargó de devolver a los escenarios a los suecos ABBA. Supongo que eso es buena noticia si te gustan este tipo de chorradas. En cualquier caso, a mí que no me esperen. Porque para ver a unos muñecos en 3D a un precio astronómico prefiero ponerme un DVD y de paso veo a los KISS con Ace Frehley y Peter Criss.

Porque esa es otra. En un último insulto a sus miembros originales, los “personajes” de Spaceman y The Cat en estos avatares se basan en Tommy Thayer y Eric Singer. No tengo nada contra esta gente y está claro que llevan muchos años aguantando las mierdas de los fans más recalcitrantes, pero Simmons y Stanley se han vuelto a pasar tres pueblos. Esto no era desde luego necesario. Aunque, bien mirado, nada de este asunto me parece necesario…

Comentarios

Comentarios