Ranking: los tres mejores directos de Slayer

3.7/5 - (25 votos)

El sábado 30 de noviembre de 2019 los norteamericanos Slayer ofrecían su último concierto en su ciudad, Los Angeles. Cerraban así una carrera de éxito en la que consiguieron convertirse en una de las bandas más importantes de la historia del metal, estatus que cimentaron gracias a una serie de discos fundamentales para entender el thrash y que sin duda fueron también fuente de inspiración para algunas de las corrientes extremas del metal que llegarían después. Y también por supuesto gracias a su directo, una faceta en la que el cuarteto formado por Tom Araya, Kerry King, Jeff Hanneman y Dave Lombardo (y Paul Bostaph y Gary Holt) siempre destacó. Por ello, tres años después de su despedida, queríamos ofreceros un ranking de los mejores directos de Slayer:

3: The Repentless Killogy (Live at the Forum in Inglewood, CA) (2019)

Aunque fue registrado en el mismo escenario donde la banda ofrecería su último concierto (al menos hasta el momento), «The Repentless Killogy» fue grabado un par de años antes de que eso ocurriera. De hecho Nuclear Blast lo lanzó oficialmente unas semanas antes de esa despedida. El álbum recoge el set list típico de aquella etapa, incluyendo material de prácticamente todas sus épocas. Y aunque no podemos decir que sea un mal álbum, para nosotros sin duda calificaría en el número 3.

 

2: Decade of Agression (1991)

El legendario doble «Decade of Agression» cerró en 1991 la primera etapa del grupo. convirtiéndose a la postre en el último trabajo de Slayer en el que figuraría Dave Lombardo hasta «Christ Illusion» de 2006. A pesar de que Rick Rubin mezcló el álbum de manera que pareciera un único concierto, lo cierto es que las canciones que se incluyen en el disco fueron grabadas en tres diferentes shows entre 1990 y 1991. Y aunque el sonido es mejorable, «Decade of Agression» (otro dato curioso: el título que la banda había pensado era «Decade of Decadence», pero Mötley Crüe se les adelantaron con su disco antológico de ese mismo año y tuvieron que elegir otra alternativa) recoge la fuerza bruta de unos Slayer en su mejor momento con un repertorio que resume lo mejor de los primeros diez años de existencia del grupo. Imprescindible.

1: Live Undead (1984)

Algunos podrían argumentar que «Live Undead» es únicamente un EP y que, aunque fue efectivamente grabado con la banda tocando en directo, en realidad no fue registrado en un concierto como tal sino en un estudio frente a un reducido grupo de fans. Gilipolleces: este EP representa la locura de Slayer mejor que cualquiera de los otros directos que publicaron más tarde. Desde el inicio con una rabiosa «Black Magic», Slayer descarga toda su mala hostia juvenil a través de cortes extraídos de sus dos primeros discos como «Die by the Sword», «Captor of Sin», «The Antichrist», «Evil Has No Boundaries», «Show No Mercy» y «Aggressive Perfector». Mientras tanto, desde la audiencia podemos escuchar toda una serie de gritos, aullidos y alaridos que nos transportan directamente al puto infierno (o al cementerio de la portada -por cierto, otro punto a favor del disco- en la noche del alzamiento de los muertos). Todavía hoy se discute si realmente la reacción del público es genuina o si se agregó en la mezcla, pero ¿sabéis qué? Me la suda.

Larga vida a Slayer.

Comentarios

Comentarios