Nikki Lane – ‘Denim & Diamonds’ (New West 2022)

3.7/5 - (27 votos)

Soy consciente de que comenzar una reseña hablando de un artista que no es el autor del álbum de turno resulta, como mínimo, desconcertante para el lector, pero si algo hay que reconocerle a Josh Homme es el buen ojo que tiene para elegir las (escasas) producciones ajenas en las que quiere involucrarse: produjo «Humbug» de Arctic Monkeys, «Typhoons» de Royal Blood y también participó en «Joanne» de Lady Gaga; casi nada. Y las diez canciones que ha empaquetado Nikki Lane en «Denim & Diamonds» se unen ahora a ese selecto club de producciones para otros artistas del otrora adalid del sonido desértico.

De cualquier manera, aquí el mérito completo va directo a la compositora, que en su cuarta obra de estudio ha reunido unos temas que pasan, según la opinión más generalizada, por ser su mejor esfuerzo discográfico hasta el momento; la producción, aunque correcta y adecuada, no llama especialmente la atención por ningún motivo, lo que también podemos ver como algo positivo, aunque sí es cierto que hay algunos momentos que nos recuerdan quién está tras los controles y a cargo de la instrumentación.

Cinco años han pasado desde que Lane lanzase su anterior trabajo «Highway Queen» en 2017, y la razón de este paréntesis es que la vida en la carretera le pasó factura a nuestra protagonista. A pesar de ello, durante este lustro la artista, aunque muchísimo más tranquila, ha seguido manteniendo cierta actividad musical que, como dato curioso, incluye una colaboración con Lana del Rey, fan confesa de la de Nashville.

Y quizá por aquello de haber sido cocida a fuego lento, esta nueva colección de composiciones nos muestra a la mejor Nikki Lane. La autora agradece a Homme su ayuda para volver a despertar en ella la pasión por la música cuando entró en el estudio, aunque el propio Josh asegura que la cosa fue recíproca porque las canciones de Lane «le salvaron la vida».

En «Denim & Diamonds» Nikki nos habla de experiencias y puntos de vista personales, lo que supongo que hacen de estas canciones ejercicios autobiográficos que se cubren con los ropajes del sonido americana que linda con el country puro y duro, aunque también encontramos momentos más rockeros, a los que no ha sido ajena Lane en momentos anteriores de su carrera, o los sonidos fronterizos de «Chimayo» que cierran el disco. Cortes como la sensacional «Good Enough» ponen el acento en su faceta más tradicional, mientras que otros como el propio «Denim & Diamonds» se acercan a corrientes más contemporáneas. Pero en el centro siempre encontramos la voz de una Nikki que sabe imprimir a cada canción el sentimiento adecuado, ya sea la melancolía como en «Faded», cierta sensualidad urgente en «First High», la resiliencia femenina de «Born Tough» o la esperanza que destila «Try Harder», pasando por supuesto por el que dicen que es el mayor sentimiento de todos en «Live/Love» o la autosuficiencia disfrazada de chulería de «Black Widow».

Por todo lo que os he dicho, creo que procede nombrar a «Denim & Diamonds» como uno de los discos más interesantes de los que se han publicado en este último tramo del año… y no solo en su(s) género(s). En esta web no somos de hacer listas, pero si tuviera que hacer la mía, desde luego entraría entre lo mejor de 2022.

Comentarios

Comentarios