Doctor Explosion – ‘Superioridad moral’ (Slovenly Recordings 2022)

3.9/5 - (22 votos)

Después de doce años de silencio discográfico Jorge Muñoz-Cobo vuelve al frente de Doctor Explosion, banda con la que cumple treinta años y que reactiva con nuevos miembros, en lo que parece una tercera etapa tras su última y lejana entrega «Hablaban con frases hechas». Durante este tiempo no ha estado ocioso el de Gijón, más bien al contrario, no ha parado inmerso en múltiples proyectos fijos: Circo Perrotti, estudio de grabación propio… o eventuales producciones y giras.

Regresa con diez canciones, a cinco por cara como en los clásicos vinilos de larga duración, sin desperdicio y con la duración exacta para volver a escucharlas otra vez desde el principio hasta el final. Inicio duro y contundente en batería y rudo en guitarras con «Insatisfacción», protopunk básico que se recrudece, aunque con algo más de brillo en «Grises», donde el garage primitivo se impone con las guitarras siempre en primer plano entre el riff lacerante y machacón junto al punteo inciso y oxidado en «La polilla» o la lisérgica e infecciosa «Mi apego evitativo».

Mucho fuzz riff potente a lo largo del disco, algunas guitarras que se descacharran -«Acidez» o «El día que David Bowie murió»-, otras se distorsionan -«Mi lista de hacer las cosas»- y country con guiño “twangs” en «Paleto», la adaptación de «They Call Me Country» (Lee Hazlewood o Sanford Clark según fuente consultada), más una luminosa vena pop con Los Brincos en el horizonte: «Vestir de mujer» y «La gente no sabe gastar».

En cuanto a las letras, todas en castellano por primera vez, son mordaces y sarcásticas como suele ser habitual en Jorge, y aunque pudieran parecer mero divertimento, esconden una insatisfacción y critica intrínseca a la estupidez humana, más allá de los contextos de la fatalidad actual… en constante y consciente uso de anáforas y aliteraciones con las que refuerza también el discurso sonoro en repetitivos, aguerridos y crudos riffs de guitarra. Contundente y rocoso regreso… ¡superior!

Comentarios

Comentarios