Mötley Crüe, las caras duras: Mick Mars fuera, John 5 dentro

3.7/5 - (23 votos)

Este último par de días han sido algo moviditos para Mötley Crüe, como probablemente ya sepan nuestros lectores más informados: el guitarrista Mick Mars ha anunciado mediante un comunicado a mediados de esta semana que debido a las complicaciones por la enfermedad degenerativa que sufre desde hace años y los dolores asociados a ella, abandona las giras de la banda, aunque parece que oficialmente seguirá siendo uno de sus miembros. Rápidamente empezaron a surgir rumores que colocaban al guitarrista John 5 como sustituto de cara a los directos, y esta pasada noche (hora española) Mötley Crüe han confirmado oficialmente en sus redes sociales que efectivamente el que aporreara las seis cuerdas para Rob Zombie o Marilyn Manson es el nuevo miembro de directo del grupo. Por cierto, que el comunicado parecía más la reacción a una defunción que a la salida de un miembro del grupo.

Dejando a un lado lo más o menos acertado de este reemplazo (personalmente no lo veo, pero el tiempo dirá si me equivoco), en todo esto hay una cosa que está bien clara: hace tan solo unos días se anunciaron las fechas de la gira mundial de los Crüe con Def Leppard, por lo que parece que la maniobra ha sido totalmente premeditada y la noticia se ha hecho pública una vez que se había hecho ese anuncio, probablemente para no empañar de algún modo la nueva. Y probablemente esto no tenga ningún o como mucho escaso efecto sobre la venta de entradas, pero da la impresión de que se ha hecho así para que eso no ocurra. Porque en un grupo de esta entidad la improvisación no existe y un movimiento así no se hace de la noche a la mañana, así que es casi seguro que esta decisión estaba tomada desde hace tiempo.

Pero qué podemos esperar de un grupo que firmó un contrato públicamente donde se comprometían a no volver a reunirse y pocos años después se valían de una sucia artimañana para volver a los escenarios alegando que se referían únicamente a lanzar discos. Una excusa como otra cualquiera y a nadie creo que le importen demasiado ni tampoco le sorprendan las promesas de este tipo que rompa cualquier banda de rock (las hay a patadas), pero es indicativo de que a ciertos niveles del negocio, lo más importante es el rendimiento económico que se pueda conseguir. Nada nuevo bajo el sol por otro lado. Pero sí que deja una incógnita, que es el papel que va a tener Mars en el grupo si en teoría no van a lanzar más discos (aunque no sé entonces cómo llamar a la banda sonora de «The Dirt», porque hasta donde yo sé en ella hay material nuevo del grupo).

Ya veremos qué tal se lo montan Mötley Crüe a partir de ahora en directo, porque esa es otra. Mick Mars se antoja un guitarrista con un sonido bastante propio y parece difícil que alguien pueda emularlo hasta el punto de que nos parezca lo mismo, pero habrá que confiar al menos hasta que veamos a John 5 en acción.

Desde aquí le deseamos toda la suerte del mundo al bueno de Mick.

Comentarios

Comentarios