The Dream Syndicate – Madrid (El Sol 11-10-2022)

4.6/5 - (67 votos)

Todo vendido y gran ambiente para celebrar el cuarenta cumpleaños de «The Days of Wine and Roses», el estreno discográfico de la banda liderada por Steve Wynn, que para la ocasión dividieron la actuación en dos partes. La primera consistió, en algo menos de hora y media, en repasar su discografía de los últimos cinco años, la que marca el regreso de la banda con nueva formación, incluido el reciente nuevo disco «Ultraviolet Battle Hymns and True Confessions». La segunda parte, de una duración similar, festejó el citado disco.

Con el atmosférico medio tiempo «Bullet holes» comenzaron una actuación que continuó electrizante con «Out of my head» y «Put some milles on» donde las guitarras comenzaron a derrochar tensa y elegante energía acelerada. Un respiro para presentar el nuevo disco con un agridulce y recitado «Damian» y una evanescente y sideral «Everytime you came around», para entre ambas, desperezar las guitarras rescatando de su legado ochentero «Burn» que sonó muy «Dylan at Budokan». Canciones en los que se echó en falta el teclado de Chris Cacavas, que no apareció esta vez. También en «Recovery mode» que sonó muy Joy Division con la batería de Dennis Duck sonando brutalmente contundente.

A partir de ahí las guitarras de Jason Victor tomaron más protagonismo aún si cabe, con el la urgencia eléctrica y cinética de «Trying to get over» que Wynn presentó como la primera que había compuesto junto a Dennis Duck tras cuarenta años juntos. Tremendo duelo de guitarras en «Everytime you came around», los diez minutos -que parecieron ser más- de psicodelia elegante y progresiva que sonó a The Doors en algunos momentos, para finalizar con la distensión rítmica y psicodélica de la también extensa «Glide» cerraron un set que tras quince innecesarios -al menos para el público-  minutos de descanso dieron paso a la fiesta de los días de vino y rosas.

Tocadas en el mismo orden, sonaron más brillantes que en su versión en estudio. Con un nuevo brío, más potentes y guitarreras aunque sin perder su esencia, ese oscuro balanceo rítmico que supo imprimir el bajo de Mark Walton desde que comenzó a sonar «Tell me when it’s over». Sonaron brutales y punk «Definitely clean» y «Them she remembers» y los duelos de guitarras se intensificaron, aunque también sonaron delicadas con el steel en «Until lately» y «Too little, too late» para, en la que titula el disco, distorsionar el sonido desafinando cuerdas de guitarra mientras el ruido fluía en medio del caos…

…que continuó en el bis con clásicos de otros discos como «Still holding on to you» que Wynn recordó que se emitió hace 38 años en su actuación en directo para el programa de televisión la «Edad de Oro» y cerrar con el arrollador en guitarras y estribillo «Boston». Otra noche para recordar con Wynn y los suyos.

Comentarios

Comentarios