‘La Balada de Mistral’ de Oliver Mak-Buchard

4.1/5 - (21 votos)

Más que una novela es un cuento situado en la mediterránea Provenza francesa en el
que principalmente los personajes masculinos, tras un fortuito hallazgo arqueológico, se
verán obligados a relacionarse y entenderse, poniendo patas arriba su vida cotidiana.
Una pareja adulta formada por un poco motivado director de escuela con frustradas
aspiraciones arqueológicas y su mujer, además de sus vecinos el señor Sécallat
campesino jubilado y su mujer enferma de Alzehimer.

Una trama bien urdida en la que el autor atrapa en principio con una serie de hechos
narrados desde la intriga realista, para poco a poco ceder terreno ante sucesos donde lo
irreal y mágico se tornan protagonistas, imbricándose e incluso mediatizando si así el
lector lo desea (como el propio autor indica), los mitos y leyendas del lugar con la
terrenal existencias del mismo.

La tradición como silenciosos ente, palpable en el devenir cotidiano a través de sus
elementos naturales, protagonistas ancestrales que explican las costumbres de las gentes
que habitan un territorio en el que el Macizo del Luberón, el Río Calavón o el Mont
Ventoux y especialmente el Mistral fuerte viento del Norte imprimen carácter y
explican buena parte del presente y pasado de los habitantes de esta tierra dominada por
las calizas y las aguas que por ella se filtran.

Realidad y ficción se mezclan en esta parábola vista además por los cómplices ojo de un
gato con nombre propio El Húsar que observa y percibe lo que ocurre como nexo que
vínculo lo biótico con lo abiótico como metáfora de dos mundos no tan alejados que
conviven en el mismo lugar: el de los druidas y hechiceros prerrománicos en contacto
con la naturaleza y el de sus contemporáneos sucesores alejados de ella.

Comentarios

Comentarios