Mudhoney + Los Chicos – Madrid (La Paqui 18-9-2022)

3.9/5 - (25 votos)

Cuatro años sin grabar canciones nuevas, sumado a otoñal domingo de derby futbolero
en la capital y final del europeo de baloncesto, no fueron impedimento para que la sala La Paqui presentara un estupendo ambiente. La última visita de los de Seattle a Madrid queda
en el lejano recuerdo de una década, por lo que la balanza musical pesó más que la
deportiva. Sorprendió eso sí ver a bastantes jóvenes… manteniendo el espíritu del
revival noventero que sigue funcionando (aunque Mark Amm y los suyos nunca han
dejado de grabar canciones, editar discos y girar en directo). Los herederos de la
juventud sónica encendieron la llama y agitaron con sus pogos al resto, a sus padres.
Algunos quisieron estar a la altura y sufrieron. El ánimo dice, pero el cuerpo contradice
¡la edad no perdona!

La reedición de su segundo disco «Every Good Boy Deserves Fudge» con motivo de su
30º aniversario hacía prever que el grueso del repertorio lo protagonizaría dicho disco
junto a sus coetáneos de los primeros 90’, como así parecían indicar «Into the drink» y
«The father I go» con las que los de Seattle comenzaron, pero no fue así. El surtido de
canciones cubrió buena parte de la discografía de todos los tiempos, sin olvidarse del
presente pues su último disco «Digital Garbage» fue el que más canciones aportó.
Tras un inicio enérgico con la batería sonando firme y contundente (como durante toda
la actuación) y las dos eléctricas sonando altas y rabiosas, pero nítidas en trallazos de no
más de tres minutos. Se salieron del guiOn marcado hasta el momento, adentrándose en
las sendas del sonido alquitranado, con «The Gift» que sonó introspectiva y tensa, con
un ligero aire psicodélico que estalló en riffs de ruido oscuro. Momentos versátiles que
continuaron con Mark centrándose ya sólo en labores vocales con «Judgement, Rage,
Retribution and Thyme» repetitiva y gravosa en su extroversión y con «Sweet Young
Thing (Ain’t Sweet No More )» su habitual ramalazo Stooges (hubo más a lo largo de la
noche). Buenos momentos en los que se apreciaron matices más allá de las afiladas
guitarras que continuaron hiriendo hasta el final y más allá…

…en un bis apabullante en el que añadieron distorsión y ruido además de velocidad
«Next Time» y el punto neurótico paranoico de «21st Century Pharisees». Hora y media
de guitarras agitadas en enérgica electricidad que desataron las sinergias de más media
sala hermanada en jolgorio entre sudores y sonrisas intergeneracionales. Hasta la
próxima, y que sea pronto.

Los Chicos, que con su sello Folc Records editaron en vinilo «Pedazo de Pastel» (2019)
con algunas canciones que incluidas en el «Piece of Cake» (1993) de Mudhoney, fueron
invitados a la fiesta… y bien que contribuyeron a entonarla, pues aún a horas tempranas,
consiguieron reunir a un buen grupo de seguidores, para en algo más de media hora,
enlazar sin pausa y a velocidad de crucero unas cuantas canciones de las recopilados en
«20 Years Of Shakin’ Fat & Launching Shit By Medical Prescription» con el que
celebran aniversario. No faltó el habitual espectáculo de Rafa Suñen que reconocía
sentirse extraño actuando un domingo de «habitual resaca», aunque no se notó nada pues
al frente de la banda sigue siendo montando su particular espectáculo (sin olvidar sus
labores vocales) y ante un diáfano escenario, poco propicio para sus habituales
equilibrios en las alturas, no tardó en bajarse a cantar rodeado de la gente subido a un
blanco taburete, al que no dudaron en unirse al jolgorio Antonio y Gerardo con sus
siempre guitarras afiladas. Divertidos y eficaces como siempre y con un genial medley
del «Monopatín» de la Trapera como guiño, dejaron al personal como ganas de más,
como siempre.

Fotos: Hector Herrero

Comentarios

Comentarios