John Lydon vs Johnny Rotten: la Reina de Inglaterra, los Sex Pistols y la frágil memoria

4.5/5 - (21 votos)

Para un lector desprevenido, el homenaje de John Lydon a la reina Isabel II hace unos días en las redes sociales, pudo resultar toda una sorpresa. Sin embargo no es la primera vez en tiempos recientes que el que fuera conocido por el nombre artístico de Johnny Rotten se ha mostrado amable hacia la figura de la fallecida monarca británica.

Y puede que desde un punto de vista humanista sea comprensible que Lydon ahora comente que lamenta la pérdida de un ser humano, aunque no apoye la institución que encarnaba -algo por cierto que no parecen compartir sus ex compañeros de banda-, pero que haya utilizado precisamente esos términos parece entrar en conflicto directo con aquello de «…she ain’t no human being…».

Lydon, que parece querer reescribir la historia de los Sex Pistols -y por extensión también la del punk rock- desde hace años no ve o no quiere ver la contradicción, porque en ese afán de querer seguir distanciándose del resto de sujetos vivos que pasaron por las filas de la mítica banda, ha vuelto a la carga con el siguiente texto difundido nuevamente por sus canales oficiales y mucho más largo que aquel post en las redes sociales el día que se murió la tia Lilibeth:

Dios salve a la Reina
John Lydon desea distanciarse de cualquier actividad de los Sex Pistols que pretenda sacar provecho de la muerte de la Reina Isabel II. Los músicos de la banda y su management han aprobado una serie de solicitudes en contra de los deseos de John basándose en el acuerdo judicial de la mayoría.
En opinión de John, la oportunidad de aprobar cualquier solicitud de Sex Pistols para obtener beneficios comerciales en relación con «God Save The Queen» en particular es de mal gusto y una falta de respeto a la Reina y su familia en este momento.
John escribió la letra de esta histórica canción y, aunque nunca ha apoyado a la monarquía, cree que la familia merece cierto respeto en estos momentos difíciles, como se esperaría de cualquier otra persona o familia cuando alguien cercano ha muerto.

Parece razonable, ¿verdad? Puede que lo sea, ¿pero era necesario decirlo? Y es evidente que todo el mundo tiene derecho a cambiar de opinión con el paso del tiempo. De hecho es de lo más normal ganar en perspectiva con la edad y matizar nuestras creencias o incluso ajustar nuestro sistema de valores. Pero parece poco estético que sea el mismo Johnny Rotten, el hombre que escribió el himno republicano por excelencia, el que se pronuncie en semejantes términos. Parece que sufra de amnesia o incluso que se avergüence de su pasado.

No creo que nadie que disfrute con la música de Sex Pistols vaya a sentirse ofendido o decida quemar su copia de «Never Mind the Bollocks…» a raíz de esto. Pero sí que creo que mucha gente va a sentirse defraudada. Yo lo estaría si me pillase con veinte años menos, aunque vista la evolución del personaje ya no me sorprende en lo más mínimo. Lo único que me pregunto es qué pensarán los Windsor de todo esto…

Comentarios

Comentarios