The Brokendolls: Entrevista con Casey Damien

4.3/5 - (23 votos)

«Un montón de cosas en mi forma de tocar están influenciadas por nada menos que… Bruce Kulick”

The Brokendolls, cinco tíos del norte de Italia que llevan reventando tímpanos desde 2007, han publicado recientemente «Snakecharmer» (Lux Noise Records – 2022), un compendio de punk rock metalizado y pasado de vueltas del que pudisteis leer la reseña aquí. Para hablar del disco y de la banda, Casey Damien, unos de los hachas del grupo y confeso KISSmaníaco, nos responde a unas preguntas.

– Hola, Casey. Gracias por responder a nuestras preguntas. ¿Por dónde andas?

– ¡Hola! ¡Gracias por tenernos en esta increíble página y por las bonitas palabras que tuvisteis para nuestro nuevo álbum! En este momento estoy en el soleado y sudoroso noreste de Italia, ¡Rovigo para ser exactos!

– Para aquellos que aún no conocen a la banda, por favor dinos quiénes son The Brokendolls, de dónde vienen, a dónde van…

– The Brokendolls somos una banda italiana de punk rock de Cerea (un pequeño pueblo al sur de Verona) formada en 2007 por Nino, Giordy y Ross con la intención de tocar rock’n’roll duro y sucio desagradable, influenciado por Nashville Pussy, Turbonegro y AC/DC. Con los años la banda ha tenido algunos cambios que nos llevaron a So y a mí a unirnos a la tropa. El sonido ha cambiado mucho desde los comienzos de la banda, pero el objetivo de rockear duro y pasarlo en grande se mantiene. ¡Lanzamos un nuevo álbum este abril y estamos ansiosos por tocar en vivo tanto como sea posible!

«Snakecharmer» (Lux Noise / Tornado Ride Records 2022) es vuestro quinto álbum. Eso es toda una hazaña en estos días. ¿Qué nos puedes contar sobre cómo surgió este disco y su proceso de grabación?

– Comenzamos a escribir canciones para un nuevo álbum en 2018, pero no teníamos prisa (y es que somos una panda de italianos perezosos después de todo, -risas-), así que nos llevó un año terminar unas 6 o 7 canciones. En ese momento nos forzamos a reservar el estudio y ponernos fechas, pero justo cuando nos metimos en todo esto nos dimos cuenta de que no nos gustaba nada de lo que habíamos escrito. Las canciones estaban bien, pero no era nuestro sonido, así que casi reescribí todo el álbum en un par de meses y obligué a los chicos a «creer en mí» (y esa es la razón principal por la que el álbum es tan corto… -risas-). Cuando finalmente llegamos al estudio para grabar las partes de batería, golpeó el Covid y por eso tardamos aproximadamente un año en poder terminar la grabación. Dentro de la gran tragedia que ha sido el Covid, sí que trajo algo bueno para nuestro disco porque tuvimos más tiempo para practicar en casa, pensar en arreglos, y escribir letras, y pudimos involucrar a amigos en la grabación: Slick de Earwix, Beverly de Berlin Blackouts, Stevo de Reverend Backflash y mi antiguo compañero de banda IlMetius de Thee S.T.P / The Midnight Kings. Tengo bastante claro que en condiciones normales el álbum habría sonado muy diferente.

«Cuando conocí a los chicos de la banda en 2012,
siempre andaban como cubas. Era muy difícil
mantener una conversación lúcida con ellos»

– La historia cuenta que vuestro segundo disco, «Two Fiftynine» (Tornando Ride Records /Nicotine Records – 2011) lleva este nombre porque esa fue la tasa de alcohol en sangre que dio en el alcoholímetro vuestro bajista después de una fiesta hace años, cosa que le costó el carné de conducir. ¿Cuál fue la tasa de alcohol de la banda al grabar «Snakecharmer»?

– Probablemente no sepas que vivimos en la región más redneck de Italia. Incluso tenemos nuestro propio aguardiente llamado «grappa», por lo que… ¡es bastante habitual conducir mamado! Cuando conocí a los chicos de la banda en 2012, siempre andaban como cubas. Era muy difícil mantener una conversación lúcida con ellos. Luego el tiempo pasa, la gente madura… pero los vicios permanecen, aunque ya no las 24 horas al día, 7 días a la semana como antes. Sabemos cuándo toca currar y cuándo toca fiesta… ¡y fiesta salvaje! Hablando de nuestro bajista… una vez nos lo olvidamos en el aeropuerto de Hamburgo, pero ya te contaré más en otra ocasión. Oh, y también nos lo olvidamos en la Autobahn, pero bueno, no importa… (risas).

– En «Snakecharmer» tenéis un nuevo batería. ¿Qué ha aportado a la mezcla de la banda?

– Está muy bien que preguntes esto porque creo que esa es la razón principal por la que «Snakecharmer» es nuestro mejor álbum hasta la fecha. Alguien dijo una vez «una banda es tan buena como su batería» ¡y es totalmente cierto! ¡Es la fuerza impulsora de nuestro nuevo sonido y también es un muy buen tío! Trajo sus influencias heavy a la banda sin sonar como un batería de metal. Tiene muy claro cómo tocar y sobre todo cómo no tocar. Es más joven que nosotros pero es que ni notamos la diferencia.

– En términos de letras, “Snakecharmer” no es precisamente un álbum de fiesta. Trata temas duros y jodidos. ¿Cómo es esto?

– No soy yo quien escribe las letras, pero puedo decir que la intención de Ross era mantenerse alejado de los clichés del rock’n’roll y hablar sobre las cosas que siente y vive todos los días. También creo que no quería sonar demasiado serio. Habla de la adicción a las drogas en “The Only”, de las fake news en “Teaching The Teachers” y de corazones rotos en “I love Myself For Hating You. Desde luego son temas serios, pero también hay mucho humor en sus letras.

«Ser nosotros mismos sin importarnos las
putas modas nos lleva a querer seguir
adelante rockeando cada vez más duro»

– The Brokendolls ya llevan unos cuantos años de existencia. Cuéntanos un poco de la historia de la banda. Lo bueno, lo malo, los altibajos…

– Desde 2007 hemos lanzado cuatro álbumes y un EP. Y hemos tocado un montón de bolos en Italia, Austria, Alemania y Francia. Nuestra historia es similar a cualquier otra banda de rock underground y tengo que admitir que ser una banda como The Brokendolls… ¡es jodido! Todo es DIY y la mayoría de las veces el arduo trabajo que ponemos en la banda no sale a cuenta. Somos italianos y no sonamos exactamente como cualquier otra banda famosa, por lo que a veces los momentos chungos pueden ser muy chungos, pero leer buenas reseñas de tus discos, hablar con gente de otros países, saber que la gente está comprando nuestros ábumes y ser nosotros mismos sin importarnos las putas modas nos lleva a querer seguir adelante rockeando cada vez más duro.

– ¿Cómo ves la escena punk rock en Italia?

– Buena pregunta, pero difícil de responder porque… sí, tenemos algunas buenas bandas: las antiguas (The Peawees, Lester Greenowski, Los Fuocos, The Leeches, Temporal Sluts) y las nuevas (Supersonic Deuces, Mr. Woland, The Loyal Cheaters, Castrol), pero no puedo decir que la escena en sí misma esté en muy buena forma ya que desafortunadamente no hay mucho interés por la misma. La gente está más interesada en las bandas extranjeras y las viejas glorias del pasado. Hay un festival que está muy bien llamado «Punk Rock Raduno», pero es un tipo diferente de punk rock. No encajamos ahí. Estoy feliz de que Mel y Lux Noise nos hayan dado la oportunidad de lanzar nuestro álbum con su sello, así que tal vez podamos tocar fuera de Italia y demostrar a la gente que hay buenas bandas en la tierra de los tortellini.

– Ahora estáis de vuelta en los escenarios. ¿Cómo os las habéis apañado sin salir de gira durante la pandemia?

– Al principio fue bastante chocante porque llevo tocando en bandas desde que era adolescente y nunca había parado durante tanto tiempo, pero debo admitir que cuanto más tiempo pasaba en casa más me acostumbraba a no salir de gira. De hecho, cuando el año pasado nos pidieron que tocáramos un bolo, mi primera respuesta fue: «¿de verdad tenemos que hacerlo?», y sin embargo ahora que todo parece haber vuelto a la normalidad tengo más ganas de tocar que nunca.

– Vais a tocar junto con Valient Thorr durante dos fechas en Italia a principios de julio (nota: cuando se publique esta entrevista ya habrán tocado). Esto es bastante interesante porque Valient Thorr también comparte vuestro gusto por el heavy metal y el punk rock, cosa que se nota (de una manera diferente) en la música que creáis las dos bandas. ¿Conocéis a estos tíos? ¿Habéis tocado con ellos antes?

– Sí, habremos compartido escenario con ellos cuatro o cinco veces en los últimos años. ¡Son unos tipos muy amables con los pies en la tierra! Nino y Ross son grandes fans, así que eso hace que los conciertos con ellos sean un fiestón. Son una banda mucho más técnica que nosotros, pero creo que ambos compartimos la misma visión. Ambas bandas somos demasiado punk para los metaleros y demasiado metal para los punks, cosa que no tengo clara si realmente es algo bueno o malo.

«Cuando pienso en GRANDES estribillos, tan
grandes que puedes aterrizar un 747 sobre
ellos, el Sr. Monroe es mi punto de referencia.”

– Dinos cinco bandas que están en el ADN de The Brokendolls.

– Como comentaba antes el sonido de la banda ha cambiado mucho desde 2007 por lo que la mayoría de las bandas que en su momento fueron la columna vertebral de nuestro sonido hoy ya no están en nuestro ADN, así que mejor me centro en cinco bandas que han influido en la composición de nuestro último disco.

BACKYARD BABIES: Podría hacer trampas y decir que estuve muy influenciado por la era «Total 13» a la hora de componer, ¡pero no! Me he fijado mucho más en la etapa «Stockholm Syndrome» / «People Like Us».

SILVER: Esta banda nos transmite mucha mala hostia. «World Against World» es uno de mis álbumes favoritos. Es bueno saber que Ivar está de vuelta con The Good, The Bad y The Zugly. ¡Estoy deseando verlos en directo el próximo otoño!

KISS: Puedes decir que no sonamos como KISS en absoluto, pero un montón de cosas en mi forma de tocar están influenciadas por nada menos que… Bruce Kulick. No fui consciente de ello hasta ver un video suyo en youtube hace un par de meses y fue bastante raro darse cuenta de algo así.

IRON MAIDEN: Lo mismo que he dicho antes. Adrian Smith es una de mis influencias ocultas en términos de interpretación y composición.

MICHAEL MONROE: Cuando pienso en GRANDES estribillos, tan grandes que puedes aterrizar un 747 sobre ellos ¡el Sr. Monroe es mi punto de referencia!

– ¿Cuáles son los planes de la banda para el futuro? ¿Estáis planeando visitar España en algún momento?

– Ya estamos escribiendo canciones para un nuevo álbum y vamos a tocar tantos bolos como podamos para difundir nuestro nombre aquí en Italia, pero estamos ansiosos por tocar fuera de nuestras fronteras. ¡Especialmente en España! Nuestros amigos Small Jackets, Bitch Queens, Radio Days y Midnight Kings nos han dicho que es un lugar mágico para tocar. He estado en contacto con algún promotor español hace tiempo y espero que podamos arreglar algo pronto. ¡Preparad unas Estrellas bien frías!

– Si quieres decir algo más a los lectores españoles, ahora es el momento…

– Gracias de nuevo por darnos a conocer a los rockeros españoles. Me gustaría decirles a vuestros lectores que escuchen nuestra música en Spotify y en el bandcamp de Lux Noise y si les gusta también pueden comprar ahí nuestro vinilo. Y no olvidéis que Italia también es un buen lugar para el punk rock. ¡Escuchad también a nuestras bandas amigas! Ciao.

Quien quiera disfrutar de «Snakecharmer» puede hacerlo en la página de Lux Noise Records en bandcamp:

https://lux-noise.bandcamp.com/album/snakecharmer

Comentarios

Comentarios