Ilegales – Madrid (La Riviera 7-5-2022)

4.3/5 - (23 votos)

Jorge Martínez y los suyos se presentaron por enésima vez en Madrid en una cita casi anual, salvo pandémico paréntesis, para en esta ocasión celebrar su 40 aniversario como banda. Celebración materializada en estudio con la publicación de su último disco «La lucha por la vida» en el que han grabado de nuevo canciones recientes, de sus dos últimos discos más alguna del proyecto Jorge Ilegal y los Magníficos, junto a nuevas composiciones. Dieciséis en total en las que han contado con dieciséis colaboraciones, desiguales y controvertidas algunas.

Acertadamente, aparte de ellos mismos para el directo no contaron con presencia externa, por lo que las dos horas de actuación se convirtieron en una nueva experiencia de Ilegales en estado puro sin aditivos, sin más añadidos que la elección de una sala de máximo aforo que se llenó de irreductibles seguidores de base y de veteranos menos fieles de la banda pero conocedores de sus andanzas, enganchados de nuevo… más que por la edición del señalado disco, como comentaban varios asistentes por la aparición del imprescindible documental «Mi vida entre las hormigas», publicado cinco años atrás en el que Jorge cuenta su historia musical y personal.

Demostrada sobradamente la solvencia de los asturianos en años de directos con un excelente sonido potente, pero nítido junto a un virtuosismo instrumental al servicio de la eficaz sencillez (esto concierto no fue una excepción), al irredento seguidor que esto escribe solo le quedó buscar nuevos alicientes sin dejarse llevar por una nostalgia fácil
(por la que tampoco transitó la banda) para apreciar que…

…nuevos títulos como «Nunca lo repitas», «Regreso del vacío» o «Juventud idolatría» son grandes canciones y como tal sonaron… que en la poco trascendente «Mi copa y yo» fue el único momento en que se echó en falta la colaboración de turno (la voz de Calamaro)… que el postpunk se hizo macarra y elegante con dos joyas de antes «El norte está lleno de frío» y «Enamorados de Varsovia»… que «El bosque fragante y oscuro» sonó radicalmente lírica… que Jorge sigue tocando los mismísimos incluyendo una y otra vez una floja canción de «malsonante» título como «Eres una puta»…

…que el reivindicable Mike Vergara sobre todo con los teclados no pasó desapercibido aportando sonido propio a la vez que Willy Vijande y Jaime Beláustegui al bajo y batería fueron rotundamente sencillos, pero potentes y eficaces… que Jorge sigue siendo lenguaraz y que «si no tienes problemas estás muerto», pero sobre todo que el repertorio de canciones del año 1982 no es un ejercicio e nostalgia, sino de la más pura actualidad: «Yo soy quien espía los juegos de los niños», «Europa ha muerto», «Tiempos nuevos, tempos salvajes», «Hola mamoncete», «Caramelos podridos», «Problema sexual»… un no parar hasta «Canción obscena» como sonido de despedida grabado.

¡Hasta la próxima!

Comentarios

Comentarios