Joe Satriani – ‘The Elephants of Mars’ (earMUSIC 2022)

4.2/5 - (23 votos)

Hace unos días debatía con otro redactor de esta web sobre la vigencia de los guitarristas virtuosos y sus discos instrumentales. Mi compañero me relataba que si bien durante una época había seguido a gente como a Steve Vai o al mismo Joe Satriani, en un momento dado perdió todo el interés por este tipo de artistas. Viendo que compartíamos cierta trayectoria musical similar, yo sin embargo quise hacerle notar que Satriani al menos hacía canciones.

Bueno, tal vez esa afirmación era demasiado dura para el resto de virtuosos con los que siempre se le ha relacionado, pero me vale para afirmar que el bueno de Joe siempre destacó por hacer las cosas un poco a su manera. Y según sus propias palabras a propósito de «The Elephants of Mars», su décimo noveno álbum de estudio y primero para el sello alemán earMUSIC, sigue queriendo diferenciarse de sus colegas al buscar como objetivo establecer un «nuevo estándar»: «quiero mostrar a la gente que un disco instrumental de guitarra puede contener muchos más elementos creativos y de diversión que los que creo que la gente está utilizando ahora mismo».

Es necesario aclarar también las condiciones en las que se ha gestado este álbum, otro de la larga lista de trabajos «beneficiados» por la pandemia y los confinamientos, con cada músico grabando sus contribuciones en una parte distinta del globo. Y probablemente eso ha facilitado también ese objetivo que se ha marcado Satriani, ya que el proceso creativo para dar forma a esta hora larga de música ha servido también para la experimentación del guitarrista con los elementos tradicionales de su música y la incorporación de algunos nuevos.

Tal vez por todo ello «The Elephants of Mars» es un disco denso y largo (son catorce cortes a lo largo de 66 minutos), algo que por otra parte tampoco resulta excepcional en la discografía de Mr. Satriani. Pero volvamos al concepto de densidad, ya que aunque su uso en este contexto normalmente pueda tener connotaciones negativas, es necesario aclarar que aquí únicamente se ha utilizado para dar idea de una obra en la que cuesta sumergirse. Más allá de ello, cada oyente debe valorar la obra en su conjunto y tras una atenta escucha -en realidad, más bien varias-.

Pero como estoy seguro de que alguien interpretará que estoy intentando escurrir el bulto, mi opinión es que el disco es un poco como una montaña rusa, con algunos momentos de subida y otros de bajada. Un minutaje un poco más reducido también beneficiaría el balance final, aunque asumo que una obra de estas características debe tener una duración extensa.

Gustará a los fans y hará huir como de la peste a los detractores, pero creo que esto no hacía falta ponerlo por escrito, ¿verdad?

Comentarios

Comentarios