La canción del día: ‘I Love the Woods’ de Obsidian Sea

4.3/5 - (20 votos)

Los búlgaros Obsidian Sea estrenan este próximo 4 de febrero vía Ripple Music «Pathos», su nueva obra de estudio. Como adelanto, el trío ha lanzado el single «I Love the Woods», un tema donde la banda revela buena parte de su imaginario tanto musical como lírico. Se trata del tercer corte que los de Sofia lanzan previamente al estreno del álbum.

El vocalista Anton Avramov comenta lo siguiente sobre la canción: «‘I Love the Woods’ se basa en la noción romántica de la ‘belleza en la muerte’. Los bosques (y la naturaleza en su conjunto) son, en este sentido, ese espacio mítico que combina la belleza como ventana mística a la eternidad, por un lado, pero también los impulsos destructivos más primarios de la vida material, por otro. Musicalmente, lo vemos como una especie de ‘balada funesta’ en la que la pesadez y la melancolía introspectiva se unen para contar la historia».

La banda se formó en 2009 en la capital de Bulgaria y su estilo se puede definir como proto heavy en clave oscura y atmosférica, con un toque progresivo y un fuerte énfasis en las melodías. El trío ha publicado tres álbumes: «Between Two Deserts» (2012), «Dreams, Illusions, Obsession» (2015) y «Strangers» (2019).

Sobre el nuevo álbum «Pathos», Avramov explica: «La propia palabra ‘pathos’ ha acumulado, a lo largo del tiempo, un rico y a veces contradictorio significado que va desde la piedad al desprecio, implicando cuidado o confrontación. En cualquier sentido, era un título adecuado para un álbum que trata temas como el duelo por la perdida noción de asombrarse, el anhelo de una conexión renovada con la propia existencia que una vez se vio a través del mito, la fábula, el rito, y que tal vez todavía podría alcanzarse mediante la esperanza, la humildad y el sacrificio. Lo que podría verse así como una simple fantasía juvenil de evasión, quizá pueda considerarse una mirada más bien sobria sobre la fragilidad de lo romántico y la insistencia en que un mundo desprovisto de asombro está también privado de honestidad y, por tanto, de inspiración».

Toma ya.

Comentarios

Comentarios