Tex Perkins & The Fat Rubber Band: entrevista

MELBOURNE, AUSTRALIA - MAY 24TH 2021:Tex Perkins and The Fat Rubber Band pose for portraits at the Weribee Mansion on the 24th of May 2021, in Melbourne Australia. (Image/Martin Philbey) Local Caption***Tex Perkins and the Fat Rubber Band
4/5 - (22 votos)

«Link Wray fue la inspiración inicial para hacer este álbum»

El australiano Tex Perkins (The Cruel Sea, Beasts of Bourbon, Thug, Tex Deadly and the Dum Dums, Tex, Don et Charlie…) tiene un nuevo proyecto entre manos: The Fat Rubber Band. En él comparte labores compositivas con su compañero Matt Walker. La banda acaba de debutar con un álbum que rebosa belleza y suciedad a partes iguales y que surgió a partir de una copia en vinilo de «Beans and Fatback» de Link Wray. Contactamos con un abatido Tex para que nos contase cómo está viviendo este pequeño apocalipsis que está azotando el mundo desde hace ya casi dos años y de paso para que nos hablase de este debut de Tex Perkins & The Fat Rubber Band.

– Lo primero de todo, muchas gracias por tu tiempo Tex. He oído que es un poco complicado contactar contigo últimamente, ¿cómo estás viviendo esta pandemia si no es mucha molestia preguntar?

– Bueno, hola, no hay problema, esa es una pregunta de mierda para empezar, ¿cómo estoy viviendo la pandemia? Pensaba que lo estaba llevando bien mientras estábamos en el 2020, que me pareció un año horrible, pero el 2021 se caga. Nunca me he sentido peor, he envejecido considerablemente, sobre todo en los últimos seis meses, nunca he estado tan deprimido, abatido, ni me he sentido más desesperado sobre mí mismo o el estado del mundo. Veo a mis hijos, especialmente a mi hija y su generación en un estado de ansiedad casi constante. He visto toda mi industria y la comunidad musical absolutamente diezmada. Algunas cosas como salas, festivales, bandas, músicos y roadies nunca se recuperarán, nunca volverán. Ha habido suicidios. Estoy en un punto, no sé, estoy cansado de estar triste o enfadado, todo lo que quiero ser ahora es un buen padre, es lo único de verdadera sustancia o significado en mi vida. Ahora mismo, la familia lo es todo. Pero bueno, ¡hablemos de música y demás!

– Hablemos ya del debut de Tex Perkins & The Fat Rubber Band, ¿podrías contarnos cómo nace este nuevo proyecto junto a Matt Walker? He leído algo sobre una vieja copia en vinilo de un disco de Link Wray…

‘He leído algo sobre una vieja copia de un disco de Link Wray’… sí, todo comenzó conmigo pillando una copia en vinilo de «Beans and Fatback» de Link Wray. Se lo conté a Matt y me dijo: «vamos a hacer un álbum como ese» y yo dije, «¡joder, sí!». Ahora, ¿qué es un álbum como ese? Bueno, supongo que es una cosa de country funk folk rock swamp blues grabada en un gallinero. Matt tenía un equipo de grabación en su cobertizo del patio trasero, así que… seguimos adelante sin las gallinas ni el gallinero. Realmente no terminamos haciendo un álbum que sonara como «Beans and Fatback» pero esa fue la inspiración inicial.

«Esencialmente es una colaboración
entre Matt Walker y yo; es uno de los
músicos más geniales que he conocido»

– Creo que la composición de los temas os la repartís entre Matt y tú, ¿es así?

– Sí, se compuso como demos en nuestros teléfonos. Luego nos las enviamos por correo electrónico. Cada uno hicimos nuestras propias demos, luego tocamos esas canciones entre nosotros, luego con la banda. Los arreglos se fueron decidiendo durante ese proceso. Pero esencialmente es una colaboración entre Matt Walker y yo, que es uno de los mejores y más geniales músicos que he conocido.

– Además del nombre de Link Wray que hemos mencionado antes, otro nombre que surge al hablar de Tex Perkins & The Fat Rubber Band es el de Captain Beefheart. ¿Qué artistas os inspiraron a la hora de crear el disco?

– Muchos, Beefheart por supuesto, pero también Ry Cooder, JJ Cale, Dr John, Lynyrd Skynyrd, Bobby Charles, The Allman Bros, Jim Stafford, Bobby Gentry, Annette Peacock, Alice Coltrane, Dolly Parton… podría continuar.

– Cambiando de tema, ¿qué nos puedes contar de la grabación? ¿Fue un proceso sencillo?

– Sí, fue fácil, conseguimos hacer muchas cosas muy rápidamente, pero luego todo el proyecto se vio interrumpido por la muerte de Spencer Jones y Brian Hooper. Entonces hice un álbum con el resto de The Beasts como tributo a ellos, así que la Fat Rubber Band paró la grabación por un tiempo. Terminamos de mezclarlo en enero de 2020, y entonces esta cosa del Covid nos jodió… todavía nos está jodiendo.

«La belleza y la desesperación son
difíciles de capturar, queríamos que la
inmundicia y la pureza convivieran»

– He podido escuchar el disco y tiene cierto sonido añejo y rural, que creo que precisamente era lo que buscábais. Para mí tiene también un toque de desesperación en algunos momentos que lo hace muy bello e intenso. ¿Estás de acuerdo?

– Sí, estoy completamente de acuerdo contigo, la belleza y la desesperación son cosas difíciles de capturar en la grabación, queríamos que la inmundicia y la pureza convivieran, a veces una encima de la otra. En realidad, no era inmundicia lo que queríamos, queríamos suciedad, el tipo de suciedad que se encuentra en la naturaleza. Suciedad cálida y encantadora… suciedad. Llena de vida. De donde venimos y a donde volveremos. ¡La buena suciedad! Creo que es un sonido marrón. En cuanto a las guitarras, la suciedad era mi trabajo y la belleza era el de Matt.

– Creo también que habéis dado mucha importancia al sonido de la percusión, ¿puedes explicarnos por qué?

– Creemos que la percusión es muy importante. Trate de imaginar «Sympathy for the Devil» sin percusión. Bo Diddley tenía una banda y uno de sus miembros sólo tocaba las maracas. Tom Waits entendía la percusión. Hay un toque de «Bone Machine» en Fat Rubber. Pero a decir verdad, creo que debería haber habido más percusión en el álbum, y debería haber sido más fuerte. Parte de nuestro equipo es un barril de cerveza vacío que suena bastante bien cuando Evan lo golpea con un martillo. Creo que me gustaría [haber metido también] un gong.

«Siempre hay cosas que desearías haber hecho
de otra manera, pero al final, estas cosas toman
vida propia y no puedes controlar todo»

– Viendo el resultado final, ¿estáis satisfechos con el sonido del disco?

– Sí, supongo que sí, siempre hay cosas que desearías haber hecho, o haberlas hecho de otra manera, pero al final, es lo que es. Estas cosas toman vida propia y no puedes controlar todo. En realidad, joder, sí, estoy contento con él. El vinilo acaba de llegar. Tiene buena pinta. Me encanta la carpeta gatefold. También suena muy bien.

– He leído también que antes del disco lanzasteis dos versiones, «Everything I Do Gonna Be Funky» de Allen Toussaint y «I Must Be In A Good Place Now» de Bobby Charles. ¿Cómo es que no están incluidas en el disco?

– Bueno, diseñamos el álbum para que fuera un disco de vinilo, tiene casi exactamente 22 minutos y medio cada cara y creo que es la duración perfecta para un disco de vinilo. Esas dos pistas simplemente no caben, pero están disponibles en versión digital. Además, el hecho de publicar primero esas dos canciones de nuestras inspiraciones y de dónde venimos fue una buena presentación de la Fat Rubber Band. También significa que el álbum es todo material original.

– Sé que las cosas están complicadas ahora para las giras internacionales, pero ¿has pensado venir de gira a Europa a presentar el disco?

– Sí, lo he pensado, durante mucho tiempo lo veía como una completa imposibilidad con lo que estaba pasando en el mundo. Pero bueno, las cosas podrían cambiar. Están cambiando, ¿no? ¿No es así? No sé, ya no veo las noticias.

– Antes de acabar la entrevista, ¿quieres decirles algo a tus fans españoles?

– Sí, me gustaría daros las gracias por preocuparos, ¡sois los mejores! ¡Los más locos y apasionados que tengo! ¡Os quiero, joder!

Foto: Martin Philby

Comentarios

Comentarios