Paradise Lost – ‘At the Mill’ (Nuclear Blast 2021)

Algo más de un año ha pasado desde que los halifacienses sacaron a la luz «Obsidian«, la que en aquel momento era su más reciente obra discográfica, como contamos puntualmente aquí en Rock And Roll Army (leer aquí), y ahora nos sorprenden con un trabajo grabado totalmente en directo, captado en la sala que da nombre al álbum, «At The Mill«, y que no es otra cosa que la edición de su concierto en streaming realizado el pasado otoño del dos mil veinte, y que estará disponible en diversas ediciones limitadas, y también en blu-ray, como les adelantábamos hace poco.

Una apuesta compleja, por varias circunstancias.

La primera, y probablemente más obvia, es la consabida sequía de actuaciones en directo, y quizás Holmes y compañía se hayan quitado esta espinita mediante esta nueva entrega con la edición de su única actuación en directo desde hace mucho tiempo.

La segunda, que sea una manera de cerrar esa trilogía que ha marcado esa edad dorada de madurez que han alcanzado en estos momentos que se gestó con «The Plague Within«, se afianzó con «Medusa«, y se consolidó con «Obsidian«, con ese cierto grado de guiño al pasado y a sus etapas más contundentes y monolíticas, revisadas con una frescura poco frecuente para una banda con tantos kilómetros de carretera a sus espaldas.

Y la tercera, y en esto reside gran parte de la complejidad -y puede que toda la apuesta-, es ese sonido crudo, directo, sin apenas proceso y por momentos algo ratonero, sobre todo al comienzo del concierto, y que refleja ese intento de honestidad a la hora de mostrar la realidad de los conciertos en directo de la banda, lejos del edulcoramiento y las superproducciones que maquillan los posibles desajustes ocurridos y que restan bastante espontaneidad y frescura al resultado final. Lo que fue es lo que se muestra.

Paradise Lost han optado por seguir fieles a su línea y han tirado por la calle del medio, mostrando su vigor, pero también la crudeza de los directos, no tratando de poner la mezcla, los planos y las virguerías de compresión y retoque de las que adolece esta obra, que, en su concepto, puede recordar a aquel directo que acompañaba la edición deluxe del «Pure Cult» de Astbury y Duffy.

Realmente es un ejercicio de honestidad muy a tener en cuenta, aunque no queda ahí la cosa, puesto que los temas que han elegido tampoco van a dejar indiferentes a nadie, especialmente a sus seguidores.

Es especialmente interesante escuchar las revisiones de temas antiguos en los que el actual batería de la banda, Waltteri Våyrynen, es el elemento que no aparece en las respectivas versiones originales, saliendo bastante bien parado en el embite, sobre todo teniendo en cuenta que él mismo no había nacido cuando algunas de ellas salieron a la luz.

El repertorio parece haber sido elegido por el propio Mackintosh en solitario, ya que es una evidente muestra de su trabajo a las seis y siete cuerdas, que realmente brilla a través de la mezcla.

Evidentemente, no sería lo mismo sin el trabajo de fondo de Edmonson y Aedy, que cual picapedreros del metal, construyen la muralla sónica, ayudados por Våyrynen, sobre la que descansa verdaderamente la fuerza de Paradise Lost.

El peor parado en la elección quizás haya sido Holmes, al que se le nota al límite en alguno de los temas, los más lejanos en el tiempo, pero que desarrolla sus líneas melódicas con talento, y sobre todo, talante. Especialmente notable es su trabajo con los guturales, tanto en los temas más recientes, como en las revisiones de sus clásicos.

Sobre esta elección de temas también se podría hablar largo y tendido, ya que, por ejemplo, encontramos dos de sus temas mas denostados por sus seguidores mas acérrimos, «One Second» y «So Much Is Lost«, de aquel par de álbumes en los que coquetearon con la comercialidad existente en aquellos momentos en el universo musical.

Un repaso por una buena parte de la discografía de la banda, dejando sin representación a cinco de sus trabajos, sin contar con los temas de «Lost Paradise«, «Believe In Nothing«, «Symbol Of Life«, «Paradise Lost» y «Tragic Idol«, y con un peso marcado de «Icon«, «The Plague Within» y «Obsidian«, aportando un par de temas cada uno de ellos, siendo la primera vez que los temas de este último se tocaban en directo, con un excelente resultado, por cierto.

En el aspecto estrictamente técnico, la parte visual, que aparecerá en la edición del blu-ray, ha estado dirigida por Ash Pears, un habitual de la banda en la etapa reciente, que ha dirigido los videos de sus dos entregas más recientes, y la parte que corresponde a la grabación del audio, ha sido mezclada por Les Smith (Anathema, Cradle Of Filth), y la masterización la ha llevado a cabo Jaime Gómez Arellano, que aparte de la producción de sus tres últimos trabajos, ha trabajado con gente como Cathedral, Sölstafir, Oranssi Pazuzu, Mayhem, por destacar algunos nombres de entre un sinfín de referencias.

«At The Mill» es un álbum que, en definitiva, sorprende, y lo hace muy positivamente.

Lo hace por lo que ya les hemos descrito, pero también porque parece un cierto modo de poner un punto y seguido a su momento actual, cerrando de alguna manera esa moderna trilogía que les ha puesto otra vez en el lugar que nunca debían de haber abandonado. Un trabajo que será del agrado de sus seguidores, y también de todo aquel que disfrute con los sonidos duros y oscuros, con una fotografía concreta de lo que es Paradise Lost en estos momentos. Aunque ya sabemos que las predicciones no siempre son y han sido acertadas cuando Holmes, Mackintosh, Aedy, y Edmonson está en la quiniela.

Solo esperamos a que podamos verlos en directo, y que también podamos darnos unos empujones y pasar calor al hacerlo, que, como parece que les ha ocurrido a ellos, va siendo necesario.

Paradise Lost. «At The Mill»

Listado de canciones

Widow
Fall From Grace
Blood and Chaos
Faith Divides Us – Death Unites Us
Gothic
Shadowkings
One Second
Ghosts
The Enemy
As I Die
Requiem
No Hope In Sight
Embers Fire
Beneath Broken Earth
So Much Is Lost
Darker Thoughts

Comentarios

Comentarios