Hot Breath – ‘Rubbery Lips’ (The Sign 2021)

Hot Breath, banda de Gotemburgo fundada en 2018 por los ex-Honeymoon Disease Jennifer (a la voz y guitarra) y Jimmy (a la batería) junto con Anton de Hypnos al bajo y Karl de Grand a la guitarra, nos ponen en el plato «Rubbery Lips», su primer largo tras su muy disfrutable EP homónimo de debut.

Con «Rubbery Lips», Hot Breath dan un gran paso adelante y consolidan el sonido que ya se apuntaba en su EP: un hard rock potente y guitarrero de tonos inconfundiblemente suecos, con pinceladas de high energy, de rock 70s e incluso de heavy rock. Y aunque es habitual encontrar influencias similares en algunas (y estupendas) bandas suecas actuales, la voz de Jennifer y el nervio y la intensidad de los siempre presentes guitarrazos de Karl y la propia Jennifer hacen del de Hot Breath un sonido compacto y una personalidad propia que le da una coherencia a este disco y que los va a hacer reconocibles entre otras bandas que beben de las mismas fuentes.

Comienza el ataque con «Right Time», que te agarra por el cuello con unas guitarras casi heavys y te mete en una montaña rusa de hard rock guitarrero, enérgico y bailable. «Magnetic» sube aún más las revoluciones si es posible y nos abrasa con un solo intenso y elegante. «Last Barang» es un speed heavy rock de sonoridades escandinavas con un estupendo trabajo a las voces de Jennifer. «What You’re looking For, I’ve Already Found» trae los primeros aires de fiesta al disco. «Who’s The One» tiene un sonido más ochentero que a ratos podría recordar a los Hanoi Rocks. Incluso le echan morro y se atreven a versionar sin complejos a los Rolling Stones, y con una elección menos que obvia: «One Hit To The Body» (del «Dirty Work» de 1986, nada menos) y salen airosos imprimiéndole a la canción su sonido personal y convirtiéndola en un tema de hard rock / high energy sueco.

Cierra el disco «Bad Feeling», que mejor podría llamarse «Good Feeling» pues es la sensación con la que te deja tras terminar la escucha del disco. Abre con unos coros vacilones e infecciosos que dan paso a un final de fiesta del rock por todo lo alto. Tema-bomba ideal para cerrar los conciertos (si es que no lo están haciendo ya) con todo el público coreando el estribillo y asegurarse que todos los asistentes se van a su casa con un subidón y la sonrisa de oreja a oreja. A ver si los podemos ver pronto por aquí y nos lo demuestran.

Besa los labios gomosos de Hot Breath y siente el caliente aliento del rock’n’roll!!!

Comentarios

Comentarios