The Kleejoss Band nos desvelan los secretos de «Maleza»

«En inglés ya habíamos dicho todo lo que teníamos que decir»

Con su recién editado «Maleza», los zaragozanos The Kleejoss Band han dado otro paso adelante en un camino que se compone ya de seis discos e innumerables descargas en directo. La adopción del castellano nos hizo albergar dudas en un principio, pero la escucha atenta de esta docena de canciones las ha despejado todas: tras cierto desconcierto inicial, el oyente va descubriendo que no solo las letras pasan la prueba, sino que además tienen un contenido que seguramente ya estaba ahí en entregas anteriores, pero que ahora además entiende completamente y que puede corear más fácilmente.

Pero hay mucho más que escuchar en «Maleza», un disco valiente también por algunos de los parajes sonoros que hasta ahora eran desconocidos o poco transitados por la banda. Así que, despejadas unas dudas que se han demostrado infundadas, a servidor se le abrieron muchas otras. Luis Kleiser se encargó de responder a todas estas cuestiones que llevaban rondándome por la cabeza unos cuantos días.

– Bueno, aunque supongo que ya estarás cansado de que te la hagan, la primera pregunta creo que es obligada: ¿por qué cambiar al castellano y por qué ahora?

– Era algo que ya veníamos pensando desde «El Secreto», pero entonces nos faltó tiempo para hacerlo. Notábamos que en general se prestaba poca atención al mensaje y toda la atención se centraba en si somos buenos o no con los instrumentos. La música debe contar cosas, así que hemos decidido ponérselo más fácil a nuestro público potencial que es en su inmensa mayoría castellano-parlante.

– Debo reconocer que cuando escuché algunos de los temas de «Maleza» antes de que se editase el disco, se me hacía extraño escuchar tu voz usando el castellano, aunque ahora mismo no concibo esos temas de otra forma. ¿Qué tal está siendo la recepción por parte de vuestros seguidores de este cambio? ¿Es positiva?

– Lo que sabemos es que sí, que ha gustado mucho. Quizá haya algún viejo fan acordándose de nuestras madres a oscuras en su habitación, pero todo lo que nos llega es que la gente está encantada, ¡y nosotros muy felices!

«Las 2 primeras canciones costaron
mucho; después el proceso fue muy
similar al que seguía en inglés»

– Siguiendo con este tema, ¿has encontrado diferencias entre componer en inglés y en castellano? ¿Te ha costado más o menos?

– Al principio fue más difícil. Sabes que cualquier cosa que digas se va a entender a la primera y quieres dar con la palabra adecuada para transmitir bien el mensaje. Las dos primeras canciones costaron mucho; después el proceso fue muy similar al que seguía en inglés. Lo difícil es siempre tener la idea pero luego en un par de horas la letra está terminada. Quizá haya sido diferente que las he revisado más, pero es posible que sea simplemente por inseguridad inicial ante el cambio.

– Si te sirve de algo mi opinión, creo que has hecho un gran trabajo con las letras. ¿Te sientes satisfecho con ellas?

– Lo cierto es que sí. No voy a negar que quizá hoy cambiaría cosas, al igual que con las guitarras pero eso me pasa siempre. De lo que más orgulloso estoy es de que la gente está escuchando el disco y tiene ganas de cantarlo en directo. La gente se está metiendo en las historias de las canciones; así que algo interesante habremos dicho.

«Si siempre haces las cosas igual
tendrás el mismo resultado y
queríamos arriesgar; doble o nada»

– Me imagino que serías consciente de que este cambio de alguna manera te expone más ya que ahora va a entenderte mucha más gente, ¿te daba cierto vértigo o nunca pensaste realmente en ello? 

– Eres consciente y claro que daba vértigo, cómo no. Pero otro disco que rock sureño en inglés no habría aportado nada, por ese camino ya habíamos dicho lo que teníamos que decir. Si siempre haces las cosas igual siempre tendrás el mismo resultado y queríamos arriesgar; doble o nada. Además los retos mantienen la cosa divertida; nunca hemos sido un grupo de fórmula a seguir con el piloto automático puesto. Además, ¿qué teníamos que perder? Lo bueno de ser un grupo pequeño es que puedes hacer lo que te de la gana.

– Entiendo que ya no hay vuelta atrás, ¿o volveremos a escuchar a The Kleejoss Band en inglés?

– No lo sé; en esta vida he aprendido que no se puede decir «nunca más». Ahora mismo parece que no hay retorno, pero quién sabe.

«‘Maleza’ cuenta nuestra
historia como banda y la
de gente que nos rodea»

– Me dijo un pajarito también que «Maleza» es una especie de disco conceptual. Cuando escuché aquellos primeros temas de avance no lo llegué a ver, e incluso la primera vez que escuché el disco completo tampoco, pero luego entendí lo que quería decir esa persona y pude ver la relación entre todos los temas. Para mí hay un claro hilo argumental, que sería algo así como una narración de la biografía de la banda; una especie de diario del grupo si lo prefieres en el que hasta el orden de las canciones está meditado. ¿Estoy en lo cierto?

– Así es. «Maleza» cuenta nuestra historia como banda y la de gente que nos rodea. Lo que sucede es que el mensaje está abierto para que cualquiera pueda crear su propio universo. Escribir letras sobre carreteras, furgonetas o excesos siendo muy explícito limita la imaginación del oyente. Además, tampoco somos Mötley Crüe. Así que ahí están nuestras vivencias sobre lo duro que es tener una banda, que nadie sepa que existes, las depresiones, los fracasos… todo contado de manera que lo puedas asociar a tu propia historia.

– Creo también que dentro de esa narración habéis querido hacer un homenaje a la gente que os ha apoyado, tanto fans como medios (personalmente no he podido evitar sentirme reflejado en «Radio amiga»). El vídeo de «Malvenidos» me parece que es la plasmación de esto que digo. ¿Es así?

– Correcto. Como te contaba, «Maleza» es nuestra historia y nuestras vivencias en la música. En «Radio Amiga» queríamos hablar de esos medios que te descubren bandas y discos; esos gurús en peligro de extinción. Hemos sentido siempre el apoyo de los medios independientes, la mayoría muy pequeños, y queríamos contarlo. ¡Que no los mate la indiferencia! En cuanto a «Malvenidos», queríamos explicar lo duro que es crecer en este mundillo; cada paso adelante cuesta un esfuerzo inmenso. Pero no es distinto de lo que sucede en cualquier otro sector o en la misma prensa musical, ¿me equivoco?

«Siempre nos ha
costado resistir,
con o sin pandemia»

– No te equivocas pero ese tema sería objeto para otra entrevista… a la inversa. Me pregunto también cuánto ha influido la pandemia en la temática del disco. Porque tengo la impresión también de que «Maleza» es un canto a vuestra resistencia como banda durante estos años, a pesar de los cambios de personal y de dificultades varias…

– Puede ser que ahí haya algo reflejado pero no ha sido consciente. «Maleza» y su temática llevaba en nuestra cabeza desde mucho antes de la pandemia. Siempre nos ha costado resistir, con o sin pandemia. Hemos tomado decisiones duras, algunas con acierto y otras con error. Todo lo que hemos vivido nos ha dejado huella y merecía ser contado. Llevamos 6 discos en 8 años ¿quién puede decir eso? Hemos aprendido a superar dificultades y a sacar partido de ello.

«Maleza» es también un disco en el que os habéis atrevido a hacer algunas cosas en el plano musical que tal vez hace un tiempo no hubierais hecho, aunque creo que quien os haya seguido habrá visto la evolución que os ha ido trayendo hasta este punto. Yo veo que este disco es simplemente la cristalización de algunas cosas que ya estaban presentes (si quieres en estado latente) en vuestra música, pero nada que se aleje extraordinariamente de lo que habéis ido mostrando en entregas anteriores (salvo tal vez «Imprescindible» o «Invisible», probablemente lo más diferente que nunca hayáis compuesto). ¿Tú qué opinas?

– Probablemente tienes razón; aunque a esa lista también añadiría «Perro Solitario». En mi opinión hay pocas canciones de este disco que pudieran encajar en alguno de los anteriores, así que supongo que hay algún tipo de evolución. Seguimos siendo nosotros, eso es innegable, pero la forma de aproximarnos a las canciones y de producirlas sí es diferente. Está bien que lo expreses así, porque seguimos siendo reconocibles pero distintos. Me gusta.

«Hemos quedado muy contentos
con el resultado porque nos hemos
acercado mucho a lo que pretendíamos»

– Creo que buscabais a nivel de producción hacer algo muy concreto, ¿qué era eso que buscabais y cuál es vuestro nivel de satisfacción con el resultado final?

– Queríamos que las canciones sonaran como una textura completa. No queríamos un disco en el que destacara ningún elemento en especial sino que la gente al escucharlo escuchara una canción, no una guitarra. Estudiamos mucho como trabaja Dave Cobb [productor de Jason Isbell, Rival Sons, All Them Witches, Sturgill Simpson, Shooter Jennings o Chris Cornell entre muchos otros, n. del r.] y cómo coloca los elementos en el plano, cómo trabaja con los arreglos. En la primera escucha te quedas con la canción y después vas reconociendo múltiples elementos. Es un disco en el que puedes ir descubriendo cosas a cada escucha. Hemos quedado muy contentos con el resultado porque nos hemos acercado mucho a lo que pretendíamos. No obstante ya tenemos aspectos a mejorar, si no no seríamos nosotros.

– Este próximo sábado tenéis el primer concierto de presentación del álbum y creo que todos -yo me incluyo- tenemos interés por saber cómo va a ser el set list. Sabiendo que sois una banda de conciertos de cierta duración lo lógico es pensar que vais a incluir temas antiguos en el repertorio. ¿Puedes darme alguna pista sobre lo que vais a tocar?

– Bueno, en este show estamos limitados a hora y media. Es un concierto en casa, con gente que nos ha visto ya muchas veces, así que vamos a centrarnos en el nuevo disco porque es lo que no han visto nunca. Después veremos dónde nos lleva el ambiente; nos dejamos sorprender en el escenario también nosotros.

«Sentimos un orgullo inmenso porque
no sabíamos cuál sería la recepción del
disco tras el cambio de idioma y en el sonido»

– En otro orden de cosas, habéis fichado por un sello nuevo -Milana Música Records- y el LP de vinilo de «Maleza» se agotó en preventa en unos pocos días. ¿Qué se siente al lograr algo así? No parece fácil en los tiempos que corren para una banda que se mueve en un circuito más o menos underground…

– Pues un orgullo inmenso. Especialmente porque, como hablábamos, no sabíamos cuál sería la recepción del disco tras el cambio de idioma y en el sonido. Milana ha tenido mucho que ver en cómo se ha promocionado y en cómo se ha hecho llegar a la gente. Solos no hubiéramos podido lograr eso. Nos alegra que la gente quiera tener el disco en su casa y también nos hacer ver que tiene ganas de cambio y riesgo, que está cansada de fórmulas que se repiten.

– Ya tenéis cerrados algunos conciertos de aquí a finales de año, ¿cómo encaráis esta gira después de todo este tiempo? ¿Creéis que va a mejorar el tema de los conciertos?

– No tenemos ni idea de lo que va a pasar, pero tampoco lo pensamos. No tiene sentido darle vueltas a algo que no depende de ti. Nos ocupamos de los aspectos que podemos controlar, que ya es bastante. Tenemos la esperanza de que con la vacunación masiva se vayan levantando restricciones pero necesitamos tocar; ha pasado ya demasiado tiempo.

– Por cierto, que para octubre tenéis ya previstos tres conciertos consecutivos en Zaragoza. ¿Estáis preparando algo especial? Supongo que habrá gente que os vaya a ver más de una noche…

– El motivo de hacer tres tiene que ver con las restricciones de público. Queremos que pueda vernos todo el que quiera. Además ya teníamos pensado que fuera en el Rock And Blues. Después de años presentando en Las Armas y teniendo en cuenta la temática del disco nos apetecía una sala más pequeña en la que se respirara rock and roll. Trataremos de hacer tres shows diferentes, así es más divertido para todos. Pero la idea es volver a sentir la sensación de un concierto con tu gente y disfrutar de la música y de la compañía. Volver a dejar un buen recuerdo que contar para los que estén allí.

– Como siempre y antes de acabar, ¿algo que añadir que se nos haya quedado en el tintero?

– Pues sí. Nos alegra saber que Rock and Roll Army se ha reconocido en alguna canción de «Maleza» y nos gustaría felicitaros por vuestra lucha incansable y buen hacer. Rock and Roll Army también forma parte de nuestra pequeña historia y esperamos seguir respondiendo vuestras preguntas muchos años. Gracias por todo.

The Kleejoss Band ya tienen confirmados los siguientes conciertos para los próximos meses:

Sábado 19 de junio de 2021: San Mateo de Gállego (Zaragoza), Pabellón Eusebio Alegre
Viernes 20 de agosto de 2021: Cuéllar (Segovia), Veladas Nocturnas de San Francisco
Sábado 18 de septiembre de 2021: Teruel, Festival Matarraña
Sábado 25 de septiembre de 2021: Cangas (Vigo), Salason
Viernes 1 de octubre de 2021: Zaragoza, Rock & Blues
Sábado 2 de octubre de 2021: Zaragoza, Rock & Blues
Domingo 3 de octubre de 2021: Zaragoza, Rock & Blues
Viernes 29 de octubre de 2021: León, Babylon
Sábado 30 de octubre de 2021: Valladolid, Porta Caeli
Viernes 3 de diciembre de 2021: Estepona, Louie-Louie
Sábado 4 de diciembre de 2021: Cádiz, El Tinte
Domingo 5 de diciembre de 2021: Sevilla, Sala X

Comentarios

Comentarios