Guttercats – ‘Eternal Life’ (Sweet Grooves/Take the City/Wishing Well 2021)

Los franceses Guttercats son ya viejos conocidos de esta web. Casi podría decirse incluso que hemos sido testigos de su desarrollo como banda a lo largo del tiempo, desde alguna de sus primeras visitas a nuestro país hasta las más recientes, incluyendo en este trayecto cada álbum que han lanzado desde aquel primer encuentro hace ya nueve años.

Es por todo ello que nos gusta pensar que Guttercats son una de las bandas amigas de Rock and Roll Army, algo que todavía hoy nos sorprende dado que parece que hacemos bueno el dicho de que nadie es profeta en su tierra. Y es además un grupo que nos gusta, por lo que siempre agradecemos la deferencia de hacernos llegar con mimo cada nuevo disco que editan.

Es precisamente lo que han hecho con el recién editado «Eternal Life», su quinto trabajo largo que ha sido lanzado este mes de mayo por dos sellos españoles (Sweet Grooves y Take the City) y uno francés (Wishing Well); supongo que este hecho es reflejo del interés que la banda encabezada por Guts Guttercat siempre ha mostrado por girar por nuestro país (y esperemos que pronto podamos volver a verlos por aquí).

Estas once nuevas canciones fueron registradas el pasado mes de octubre de 2020 en Melodium Studio de Montreuil y cuentan con producción de la propia banda. Suponemos por lo tanto que es otro de tantos discos que de alguna manera se han beneficiado de la pandemia y la explosión de creatividad que han generado los encierros domiciliarios.

Tal vez la situación de desesperanza que vivimos hace un año hayan servido también para la inspiración temática de un álbum que en cierto modo parece girar en torno a conceptos existenciales como la vida después de la muerte o a otros más mundanos como la traición y el desamor. No me atrevería a hablar de disco conceptual, pero sí que parece que hay cierta línea argumental en al menos algunos de sus temas.

Unos temas además que a mí me suenan como los más rabiosos que hayan grabado hasta el momento. Casi se puede sentir el dolor que inspira la letra de un tema como «Dagger In My Heart» por ejemplo -que, dicho sea de paso, es mi favorito del álbum-.

Todo aquel que conozca mínimamente la trayectoria de Guttercats sabe que su música no es apta para todo tipo de público, incluso para gran parte del netamente rockero: no todo el mundo es capaz de apreciar la belleza y la melancolía que desprenden lo que ellos han dado en llamar «heartbreak rock ‘n’ roll», simplemente. Sinceramente, ellos se lo pierden. Y «Eternal Life», aunque parezca el típico cliché que sueltan todas las bandas con cada nuevo trabajo, es para mí la mejor obra de Guttercats hasta el momento.

El cuarteto en el que Chris Waldo (guitarras), Lick Lickens (bajo) y Adrien Calvez (batería, piano, órgano, sintetizador) acompañan al mencionado Guts ha sabido darle a estas canciones la atmósfera necesaria para convertir las composiciones en artefactos sonoros que, como la daga del tema que mencionábamos antes, se te clavan directamente en el pecho. Algo que va muy bien con ese aura de grupo maldito (aunque solo sea por las influencias que manejan) que tiene la banda.

No voy a ocultarlo: «Eternal Life» me ha encantado. No estaría de más que lo pegarais una escucha.

Comentarios

Comentarios