Governess – ‘Never Coming Home’ (Autoeditado 2021)

Un viaje al corazón de las tinieblas death punk

Aunque he viajado por el estado de NY nunca he estado en Buffalo, pero desde luego ahora quiero ir para allá. Quiero saber si cayó un meteorito en la zona, o si hay barriles de residuos radioactivos escondidos en alguna parte o qué demonios hay allí que ha infectado las cervezas que ponen en los garitos del lugar que para que salga una banda como Governess y les inspire un cacharro como «Never Coming Home», ¡la puta primera ópera death punk rock!

El primer trimestre de año ha traído un montón de buena mierda en forma de discos de rock del bueno (y es que nos hacen mucha falta…) pero «Never Coming Home» les ha ganado el pulso a todos. Y aunque espero con ansias lo que pueda traer el resto del año, cualquier banda que saque algo después de «Never Coming Home» lo tiene muy jodido para superar este pepino de disco.

La propia banda describe «Never Coming Home» como «la salvaje y erótica historia del viaje de un punk a través de los más vulnerables de sus formidables años» y menudo viaje, tíos. EMBÁRCATE con el antihéroe de esta historia en un viaje ÉPICO de descubrimiento punk rock comenzando en 1982. PREPÁRATE PARA SANGRAR con «Grimetime» (tu nuevo himno de fiestón salvaje). VUÉLVETE HARDCORE (¿es este temazo el hit del disco? Sí – un hit en celo!). CONOCE a la reina de la escena local cuyo nombre está escrito en las paredes de los lavabos en B-List Starfucker. HAZ COSAS SUCIAS con las European Girls. SÉ el Accelerator, el eliminador, ¡el inseminador! CONTEMPLA como sueltan la bomba en 1983. LLENA TU CEREBRO con guitarras afiladas, riffs abrasadores, ritmos despiadados, canciones acojonantes (todas y cada una de ellas – aquí no hay relleno) y una banda de la hostia compacta y en estado de gracia.

En «Never Coming Home» escucharás ecos de Hellacopters y otras bandas de rock escandinavo, punk ’77, MC5, Stooges, Dictators y otros nombres que mola escuchar. Por supuesto que sí. Todos estos nombres beben del mismo pozo envenenado del punk rock primordial, pero no te confundas: Governess son una banda genuina con carácter propio. Y tocan punk rock ahora, en el 2021, cuando el auténtico rock se ha convertido en una especie en extinción y sólo aquellos que lo aman a muerte están dispuestos a arder en el infierno a cambio de poder crear y tocar discos como este. El Rock de verdad necesita desesperadamente a Governess y a discos como «Never Coming Home».

Hazte con ese disco como sea. Haz estallar los bafles de tu estéreo. Canta estos himnos. Haz que te hierva la sangre y sal a la calle a gritar «¡Soy un puto rockero, joder!». Asusta de muerte (punk) a tus vecinos. Que sepan quién es un punk rocker de verdad en el vecindario. Ponlo a tope en el coche cuando salgas de juerga. Que te oigan a kilómetros y que sepan que vienes de camino a montar el fiestón. Eso es lo que quiero hacer cuando me reviento los tímpanos con «Never Coming Home», y tú te mereces sentir lo mismo.

Hazte un favor y descubre ahora esta patada en las inexistentes pelotas de la mediocridad musical contemporánea. Ahora es el momento. No esperes diez años a que «Never Coming Home» sea considerado un puto clásico.

Monta en este viaje con Governess. Arderás en el fuego del death punk rock. Y ya no querrás volver a casa.

Para quien quiera castigarse los tímpanos: https://governess.bandcamp.com/album/never-coming-home

Comentarios

Comentarios