Marty Friedman – ‘Tokyo Jukebox 3’ (The Players Club 2021)

Son años ya los que lleva el estadounidense Marty Friedman afincado en el país del sol naciente, así que no debe sorprender que su nuevo álbum sea la tercera entrega de sus «Tokyo Jukebox», serie discográfica iniciada en el año 2009 donde el virtuoso de las seis cuerdas interpreta versiones instrumentales -aquí la excepción es «The Perfect World» donde colabora la vocalista Alfakyun- de temas nipones en su particular estilo guitarrero.

Debo reconocer que no soy yo precisamente el mayor fanático de los discos instrumentales de guitarristas, pero también tengo que admitir que siento cierta debilidad por este tipo a quien conocí junto a Jason Becker en aquel proyecto conjunto llamado Cacophony, aunque mi etapa preferida de su carrera siempre será la que pasó como miembro de Megadeth. A este respecto, tengo que decir que para mí la de «Rust in Peace» y posteriores siempre será la mejor formación de la banda de Mustaine, y Friedman el guitarrista más talentoso que ha pasado por el grupo -a excepción del propio Dave, claro está-.

En cualquier caso, aquel pasado es ya muy pretérito y no parece que Friedman esté interesado por formar parte de la disciplina de ningún grupo. La vida en Japón parece irle a las mil maravillas, por lo que probablemente tiene colmadas sus necesidades artísticas.

Pero volviendo al tema, decía que aunque no soy el mayor fan de los típicos guitarristas virtuosos, en bueno de Marty tiene una cualidad muy importante para atraer mi interés, que es su interés por la melodía. No hablamos de un simple «shredder», aunque Friedman es capaz de tocar rápido y mucho más, sino que capaz de envolver su técnica con una musicalidad que otros no tienen.

No voy a mentir, probablemente no vaya a escuchar este «Tokyo Jukebox 3» muy a menudo una vez que finalice de escribir esta reseña. Pero sí puedo decir que al menos la reproducción de esta docena de cortes no me ha resultado una experiencia poco apetecible, como sí me ocurre con otros músicos similares. Y eso tratándose de mí creedme que significa algo.

Comentarios

Comentarios