Lucinda Williams sufrió un derrame cerebral

La artista estadounidense, que todavía no puede tocar la guitarra, se recupera adecuadamente

La estadounidense Lucinda Williams sufrió el pasado mes de noviembre un derrame cerebral, según ha relatado la cantautora a Rolling Stone en su edición digital. El episodio tuvo lugar el 17 de noviembre de 2020 mientras Williams se encontraba en el baño de su hogar en Nashville preparándose para tomar una ducha, cuando la artista perdió el equilibrio y se dió cuenta de que no podía caminar. Lucinda llamó para pedir ayuda a su marido, que curiosamente estaba hablando por teléfono con su médico. Puede que esto le salvase la vida, ya que tras escuchar los síntomas, el galeno instó a la pareja a dirigirse inmediatamente a un hospital.

Según continía la noticia de la prestigiosa revista musical, Lucinda fue ingresada en cuidados intensivos durante una semana. Allí se le descubrió un coagulo de sangre en el hemisferio derecho de su cerebro que afectó a la parte izquierda de su cuerpo. La artista pasó después un mes realizando rehabilitación, antes de ser dada de alta el 21 de diciembre pasado. Aunque de momento sigue afectada -camina con la ayuda de un bastón, sufre dolores y todavía no puede tocar la guitarra- se espera que pueda recuperarse por completo.

Desde Rock and Roll Army le deseamos a Lucinda Williams una pronta y total recuperación.

Comentarios

Comentarios