Trent Reznor y Atticus Ross nominados por partida doble al Oscar

Disputarán la categoría de mejor banda sonora original por "Mank" y por "Soul"

Algunos todavía recordarán el revuelo que se organizó cuando en febrero de 2011 Trent Reznor y su colaborador Atticus Ross se llevaron el Oscar a la mejor banda sonora original por su trabajo en «The Social Network». Personalmente recuerdo haber visto un comentario las redes (qué apropiado) que decía algo así como que no estaba nada mal para alguien que había utilizado la expresión «fist fuck» en una de sus canciones.

La noticia ahora no es que Reznor y Ross, que llevan ya algunas bandas sonoras más a sus espaldas, hayan vuelto a ser nominados, sino que lo hayan sido por partida doble: por un lado por su trabajo para «Mank», la película del conocido David Fincher; por otro por «Soul», la película de la factoría Pixar en la que han colaborado además con Jon Batiste.

Reznor ha sido citado en varios medios asegurando que «es surrealista, humilde e increíblemente halagador, otra cosa que no parece real en un año en el que todo empieza a difuminarse. Pero estamos muy agradecidos», además de mencionar, como suele dictar el cliché, que el verse en esa lista ya es suficiente recompensa.

Que Reznor y Ross tengan el doble de posibilidades de hacerse con una estatuilla el próximo 26 de abril -y que vengan de hacerse ya con un Golden Globe, para el caso- no significa que lo vayan a lograr, pero el hecho marca un hito que sin duda resulta inédito para el mundo del rock.

¿Qué valor puede tener esto para nuestra música? Supongo que ninguno, pero la pregunta es si esta cada vez más afianzada carrera en el celuloide de la pareja artística nos va restar de posibilidades de disfrutar de material bajo la marca de Nine Inch Nails o incluso de sus giras (porque en algún momento estas tendrán que volver, aunque creo que nunca al nivel al que estábamos acostumbrados). Y no es que el material de Nine Inch Nails en los últimos años pueda considerarse como entre lo más granado de su producción discográfica, pero personalmente prefiero un mundo en el que la banda siga activa que no uno en el que nos tengamos que conformar con revisar viejas grabaciones ripeadas de un VHS o con conciertos televisivos en Youtube.

Comentarios

Comentarios