Honshu Wolves – ‘Cosmic Creature Capture’ (Voodoo Rhythm 2021)

Desde Zaffaraya, un parque de caravanas de la ciudad de Berna (una ubicación un tanto marginal tratándose de la capital de Suiza), llegan Honshu Wolves, banda encabezada por Maryanne Shewolf que se completa con Fabu y Mige para crear un trío de música pantanosa y con un punto de oscuridad que bebe tanto del blues del delta como del space rock para crear una explosiva mezcla en la que también podemos detectar brillos de PJ Harvey por ejemplo (no en vano es una de las artistas femeninas en las que Maryanne se fija como modelo).

Este «Cosmic Creature Capture» es ya el tercer lanzamiento del grupo, que ya poseía un diez pulgadas titulado «Shine On Me» (Moi J’Connais, 2010) y un larga duración, «Silver Ashes Line the Lane» (Sacred Hood Records, 2014), lanzamientos que junto a sus directos han pavimentado el camino hasta llegar a este debut para Voodoo Rhythm Records, el sello del conocido Reverend Beat-Man Zeller, paisano también del trío. El álbum fue grabado en el Nomad Studio de Turin con Massimiliano ‘Mano’ Moccia (Movie Star Junkies, WOW, Love Trap, Lame) a los controles, y masterizado en la propia Berna por Oli Bösch (Stiller Haas, Hank Shizzoe, Becky Lee Drunkfoot, Bonaparte).

Entrando ya en el terreno estrictamente musical, podemos decir de «Cosmic Creature Capture» que es una especie de viaje de cuarenta minutos. «Me sumerjo en un viaje y olvido todo lo que me rodea», comenta Maryanne sobre su técnica compositiva. «Y cuando me llega de lleno, sé que también les afectará a otros», comenta esta mujer que fue madre soltera muy joven y que se enfocó en la música como vía de escape. Algo que se deja notar en su material, ya que Maryanne busca crear ese tipo de imagen de artista femenina fuerte pero frágil a la vez; imagen que ella misma ha tomado de otras artistas anteriores que le han servido como inspiración y que plasma en sus letras («solo lloro a medianoche, cuando estoy sola», dice en la letra de «Won’t Let Fear In»).

Así que a lo largo de estas nueve canciones, Honshu Wolves nos transportan a través de un viaje lírico de empoderamiento femenino por parajes pantanosos en los que la luz apenas se vislumbra entre el denso follaje. Son nueve intensos himnos que celebran la femineidad y que reivindican el papel de las mujeres fuertes y autosuficientes, con sus contradicciones y sus debilidades. Un mensaje que se acompaña de una música igualmente intensa, por momentos hipnótica y cinemática, pero sobre todo muy estimulante.

Comentarios

Comentarios