The Dead Daisies – ‘Holy Ground’ (Steamhammer/SPV 2021)

Este pasado viernes día 22 de enero salía a la venta el nuevo álbum de estudio de los «australianos» The Dead Daisies, quinto de su carrera. Como no podía ser -según su propia tradición-, de otra manera, lo hace precedido de una reforma casi completa de su alineación. Los Daisies han soltado lastre (con el perdón de John Corabi -ex Mötley Crüe, ex The Scream- y Marco Mendoza -ex infinidad de formaciones, etc, etc…-) y han decidido fichar al siempre valor seguro y excelentísimo señor don Glehn Hughes, quien no falto de habilidades se enfrentaba a la ardua labor de sustituir a los dos anteriores.

Y estando así las cosas, parece que al autor intelectual de la idea de origen australiano, David Lowy, en esta ocasión le ha salido el trabajo redondo, puesto que «Holy Ground» es un producto de factura y calidad de nivel sobresaliente. Si bien, a priori, los cambios continuos de formación podrían representar un hándicap para la gestación de obras de cierto nivel, a un super grupo como The Dead Daisies parece no afectarle en absoluto. Probablemente, el secreto (a voces) resida en la capacidad de Lowy para reunir a músicos que han militado en bandas de la talla de Guns N’ Roses, Thin Lizzy, Whitesnake, Mötley Crüe, Ozzy Osbourne, Dio, Journey o Bad English y, a su vez, en la habilidad de desprenderse de ellos para, sin traumas que obstaculicen su trayectoria, seguir adelante con nuevas estrellas del extenso firmamento rockero.

En este sentido, fue ya un gran acierto contar con los servicios del estadounidense Doug Aldrich (ex Dio, ex Whitesnake, etc…) para las labores de guitarra de su anterior trabajo (Burn it Down, 2018) y, obviamente, no lo ha sido menos encargar las labores de las voces y las líneas de bajo al gran Hughes. Con un dueto como ese, el resto son casi accesorios. Tanto es así que, aunque en los créditos y fotos interiores del disco aparezca todavía Denn Castronovo (Ex Journey, ex Bad English) como batería oficial del combo, los Daisies ya han anunciado que será Tommy Cufletos (Black sabbath, Ozzy Osbourne) quien se haga cargo de las baquetas a partir de su inminente (si el coronavirus lo permite) gira europea, que tiene programadas tres fechas en nuestro país.

Pero bueno ¿y del disco qué? Creo haber dicho que es un trabajo sobresaliente hace ya algunas líneas, además de que el tono general del presente texto así lo viene descubriendo.

«Holy Ground» es uno de esos disco que te atrae desde la primera escucha pero que, vuelta tras vuelta, te va atrapando poco a poco cada vez más sin dejarte escapar hasta que terminas sobresaturado. Por tanto, aunque tu cuerpo pida más, es necesario dosificarlo para no terminar por agotarlo.

Riffs y ritmos contundentes acompañando a solos épicos como solo Aldrich puede ejecutar y a las excelentes voces de Hughes, hard cuando se necesitan, soul cuando se hace conveniente y, en cualquier caso, en una envidiable forma para un frontman que lleva en esto del rock más de cinco décadas. Obviamente, y aunque suene repetitivo, incluir al británico en cualquier proyecto es convertirlo de inmediato en el sello de calidad de cualquier obra, aunque luego haya que demostrarlo.

The Dead Daisies lo demuestran en este su quinto LP con temas de la entidad de los que han incluido en «Holy Ground»: once cortes de entre los que es difícil destacar alguno, dado que todos están al nivel requerido, pero puestos a hacerlo, sería necesario citar «30 Days In The Hole», versión del inmortal clásico de los británicos Humble Pie, «Unspoken» (esa parte central es impagable) o la que representaría el perfecto primer single del disco «Chosen and Justified» (si no fuese por la graciosa circunstancia de que antes de la publicación del trabajo ya se liberó como adelanto la propia «Holy Ground»).

En definitiva, aunque apenas hayamos avanzado en el calendario de este 2021 y sigamos en enero, «Holy Ground» será con toda seguridad uno de los mejores LPs de hard rock de todo este año.

Comentarios

Comentarios