In Flames – ‘Clayman (20th Anniversary Edition)’ (Nuclear Blast 2020)

Nos tenemos que retrotraer dos décadas para encontrarnos con un álbum que supuso una consolidación y expansión notable para el grupo que lo facturó, y que para muchos de sus seguidores ha sido y es el álbum más importante de su trayectoria. 

Nos referimos a «Clayman«, que In Flames publicó en el final del primer mes del segundo milenio, y que era la quinta entrega discográfica de los escandinavos. 

El álbum con su particular versión del hombre de Vitrubio en la portada supuso, como les decíamos, el salto de repercusión que dio a la banda los mimbres que hoy mantienen su estatus en el universo musical. 

También fue el postrero en el que el sonido de la banda estaba completamente virado hacia el death metal melódico, y el comienzo de la expansión estilística en el seno de In Flames. A pesar de lo que pudiera parecer, por este abandono que les comentamos, «Clayman» se convirtió en una especie de santo grial del género que sus creadores estaban dejando atrás del que bebieron multitud de bandas posteriores. 

Aprovechando el vigésimo aniversario de aquel acontecimiento, GelotteFridén y sus compañeros han lanzado una reedición especial, con el arte del disco modificado y actualizado, aunque no demasiado, con los temas originales, y además un tema nuevo, aunque sea instrumental, y una selección de cuatro temas que aparecían en la primera edición, que han regrabado, aunque en algún momento se barajó por los miembros de la banda de volver a grabar al completo el álbum. Además de esto han remasterizado el sonido, poniendo al día de alguna manera aquella entrega. 

La jugada ha causado gran controversia entre los seguidores de la banda, y también, aunque en menor medida, entre la prensa especializada. Ya se sabe que tocar los clásicos, aunque sea por parte de sus creadores, suele soliviantar a los seguidores mas acérrimos. 

No es que sea la primera vez que hacen reediciones del que quizás sea su álbum más recordado, ya que cinco y diez años después de la publicación original, sacaron al mercado reediciones con contenidos adicionales. 

Por nuestra parte no ponemos demasiadas pegas a esta nueva edición de «Clayman«, ya que es una forma de ver como la propia banda reinterpreta algunos de los temas, que a modo de anécdota diremos que son los supervivientes de aquella época que aún se mantienen vivos en su listado de canciones en directo, desde su propia perspectiva, además de una excelente excusa para revisar un disco que sigue teniendo una vigencia, y sobre todo, una influencia notable a día de hoy. 

En un año bastante extraño y negativo para todos en general y para la música en particular, no podemos hacer mas que alegrarnos por tener una «nueva» obra en el mercado. 

Comentarios

Comentarios