Keith Richards & the X-Pensive Winos – ‘Live at the Hollywood Palladium’ (BMG 2020)

La de los años ochenta fue una década complicada para los Rolling Stones. Con Richards y Jagger casi permanentemente a la greña y con una serie de álbumes discretos cuando menos, el futuro del grupo parecía a mediados de década inexistente y, de hecho, no fueron pocos los que dieron por muerta a la banda.

Como ya sabemos, las diferencias se aparcarían a finales de esos mismos turbulentos años ochenta, la banda regresaría para realizar nosecuantas últimas giras y también para regalarnos algunos momentos verdaderamente notables dentro del estudio de grabación. Pero mientras todo esto ocurría, tanto Jagger como Richards se dedicaron a sus cosas. Para mi gusto, sería Richards quien hiciera las cosas más interesantes fuera del seno del grupo. Y entre esas cosas está este «Live at the Hollywood Palladium» que Keef registró junto a su banda The X-Pensive Winos -Waddy Wachtel, Steve Jordan, Charley Drayton, Ivan Neville y Sarah Dash- el 15 de diciembre de 1988, poco después de que se editase su debut como solista «Talk Is Cheap».

El sello BMG ha reeditado ahora en varios formatos el disco, aparecido originalmente en 1991, incluyendo en sus versiones más lujosas algunos extras no incluidos en aquel primer lanzamiento («You Don’t Move Me», «Little T&A» y el tema de Jonh Lennon y Paul McCartney «I Wanna Be Your Man»). Una idea bien recibida por los fans, ya que el CD lleva años descatalogado y no es fácil ni sobre todo barato hacerse con una copia de la edición original en vinilo.

Hay que decir que esta reedición se ha hecho con cariño, ya que incluso la versión en CD se presenta en forma de cuidado libro. Igualmente se ha hecho un buen trabajo a nivel de sonido para que el disco alcance los estándares actuales.

Por lo demás, todo fan de los Stones y/o de Richards ya debería saber de las bondades de este disco. Un directo donde Keef es el principal protagonista y en el que se recogen los temas del mencionado debut «Talk Is Cheap», además de algunos clásicos de The Rolling Stones. Una nota personal: debo confesar que me emociono cada vez que escucho la versión que aquí se incluye de «Locked Away» -un viejo amigo puede dar fe de que en un largo viaje en coche me quedé al borde del llanto después de que sonase a través de los altavoces del utilitario-.

Y es que también es conocido que Keith Richards no es el mejor guitarrista del mundo; del mismo modo, tampoco destaca por ser una de las mejores voces del rock. Pero quién sabe qué le imprime a sus interpretaciones que consigue transmitir muchas más toneladas de emoción que cualquier otro músico que haya pisado un escenario. Y eso es precisamente lo que representa para mí «Live at the Hollywood Palladium», una oportunidad única para disfrutar del carisma de este hombre sin el encorsetamiento de los montajes escénicos mastodónticos y las concesiones de una banda del calibre de The Rolling Stones.

Nada puede igualarse obviamente a la experiencia de haber estado presente en uno de aquellos conciertos de 1988, pero esto es lo más parecido que tenemos. Lo tomas o lo dejas.

Comentarios

Comentarios