Killer Be Killed – ‘Reluctant Hero’ (Nuclear Blast 2020)

Seis años después del debut discográfico de la penúltima superbanda de la escena metalera, Killer Be Killed están de vuelta con un segundo trabajo que establece al grupo como una entidad con continuidad (al menos por lo que a este momento se refiere). Y lo hacen con un disco, este «Reluctant Hero» que Nuclear Blast puso en circulación hace unos días, que además está a la altura de los nombres involucrados: por si alguien todavía no está al corriente, la banda la forman Max Cavalera (Sepultura, Soulfly), Greg Puciato (The Dillinger Escape Plan), Troy Sanders (Mastodon) y Ben Coller (Converge, Mutoid Man).

Las once canciones que componen «Reluctant Hero» han contado con la producción nuevamente de Josh Wilbur (Lamb Of God, Megadeth, Gojira), trabajo que ya desempeñara en la primera obra del combo. Un trabajo además que se ha llevado con bastante discreción -no ha sido hasta que comenzaron las primera noticias promocionales que hemos sabido de este segundo álbum-.

Podría decirse usando el tópico que «Reluctant Hero» es más que la suma de todas sus partes. En ese sentido, creo que sobre Killer Be Killed puede decirse sin temor que la etiqueta de «superbanda» no se refiere únicamente a un grupo formado por un «all star» de músicos, sino que está merecidamente ganada. Lo que se deduce de estos surcos es que los cuatro músicos se han tomado en serio el proyecto. Las canciones, a pesar de que en ellas podemos escuchar ecos de las bandas de las que provienen los protagonistas, no suenan a composiciones de compromiso ni a un intento de encajar las diferentes personalidades musicales de los involucrados; realmente Killer Be Killed suenan a una banda bien engarzada y los cortes en líneas generales suenan inspirados.

«Reluctant Hero» por lo tanto retoma el sonido de la banda donde lo dejaba su debut homónimo y lo lleva a un nuevo nivel. Es una obra de metal moderno de herencia 90s que, como ya he dicho anteriormente, puede recordarnos en algunos momentos a las bandas madre de los protagonistas (especialmente cuando canta Troy Sanders), pero que debido precisamente a ese choque de personalidades consigue crear algo diferente. Para mí estamos ante uno de los discos de metal más interesantes de este año maldito.

Comentarios

Comentarios