Neil Young demanda a Donald Trump por uso indebido de «Rockin’ in the Free World»

Veremos qué recorrido tiene esto, pero el canadiense Neil Young finalmente ha cumplido sus amenazas y ha demandado al actual Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, por uso indebido de su música en un mitin reciente.

Eso al menos es lo que parece deducirse del post que ayer martes 4 de agosto de 2020 se publicó en su página web oficial, donde se colgaron imágenes de un documento de seis páginas que se supone son la base de la demanda bajo el título de «Action Against Trump Campaign Begins» («Comienza la acción contra la campaña de Trump»).

Esta demanda por infracción de copyright viene fraguándose de lejos, aunque la gota que ha colmado el vaso ha sido el mitin del pasado 20 de junio en la ciudad de Tulsa, estado de Oklahomas, donde se hizo sonar el popular tema de Young «Rockin’ in the Free World» además de otra de sus composiciones, «Devil’s Sidewalk». La música de Young ha seguido sonando en otros actos de campaña de Trump posteriormente.

Según el texto de la demanda publicada, Young no pretende interferir de ninguna manera en los votantes, sino que «no puede permitir que su música sea utilizada como ‘sintonía’ de una campaña divisiva y no americana de ignorancia y odio«. En la exposición de los hechos, la demanda destaca que el músico ha expresado en varias ocasiones desde el año 2015 su desacuerdo con que su música sea utilizada en los actos públicos de Trump y cifra en una cantidad «no mayor de ciento cincuenta mil dólares y no menos de setecientos cincuenta dólares» cada infracción de estos derechos de autor.

Comentarios

Comentarios