40 Aniversario de «Back in Black» de AC/DC

El 25 de julio se cumplen cuatro décadas de la edición del primer álbum sin Bon Scott

A comienzos de 1980 AC/DC se enfrentaban a la mayor de las tragedias con la muerte accidental de su vocalista, el bueno de Bon Scott, a la edad de Jesucristo. Los australianos se enfrentaban un gran dilema, ya que la personalidad y presencia escénica del escocés eran insustituibles. Tampoco era nada fácil encontrar a alguien con un timbre de voz tan personal. Y todo esto en el momento de mayor repercusión comercial de la banda hasta entonces, ya que «Highway to Hell» había sido lanzado unos meses antes, en julio de 1979.

La historia es sobradamente conocida: la banda acabó reclutando a Brian Johnson, vocalista procedente del grupo Geordie y con un registro vocal tal vez similar en algunos aspectos al de Scott, aunque muy diferente en otros. Se dice que era el cantante preferido del propio Bon y que parece ser que en su prueba pidió interpretar «Nutbush City Limits» de Ike & Tina Turner, pero sea como fuere acabó haciéndose con el puesto. Probablemente haya todavía muchos que piensen que AC/DC acabaron cuando murió Bon aquel mes de febrero de 1980, pero parece bastante injusto que se ningunee de semejante manera a un Brian Johnson que ha lanzado algunas obras notables con AC/DC y que ha estado al frente del grupo durante cerca de cuatro décadas.

Y este próximo 25 de julio precisamente se cumplen cuatro décadas desde el lanzamiento de «Back in Black», el séptimo álbum de los hermanos Malcolm y Angus Young y primero con Brian. Un álbum compuesto a pachas entre los hermanos y el vocalista y que la banda registró en las Bahamas en un período de siete semanas entre abril y mayo con el productor Robert «Mutt» Lange, que ya había grabado con el grupo su anterior obra. Parece poco tiempo para guardar el luto, pero precisamente por respeto el título del álbum y el color completamente negro de su portada.

El éxito del álbum fue tal en el momento de su edición que provocó la reentrada en las listas británicas de otros tres discos anteriores del grupo («Highway to Hell», «If You Want Blood You’ve Got It» y «Let There Be Rock»), convirtiendo a AC/DC en el primer conjunto en lograr semejante proeza desde The Beatles. Otros datos que hablan de la importancia de esta obra es que en muchos estudios de grabación se hace sonar este disco para probar la acústica y que incluso Motörhead los utilizaban para probar su equipo. Aunque también hay quien acusa de Lange de haber hecho a la banda despojarse de todo su poso blues y centrarse en canciones más orientadas el pop.

AC/DC y Brian Johnson todavía tendrían algún acierto pleno en formato discográfico como «For Those About to Rock», aunque su producción posterior, por mucho que mantuviera un nivel al menos aceptable casi siempre, es más bien recordada por singles sueltos de cada álbum. Pero esa ya es otra historia…

Comentarios

Comentarios