«Cobain: Montage of Heck» de Brett Morgen (2015)

A estas alturas poco hay que no se haya dicho ya de Kurt Cobain, su vida, su música y su desgraciada muerte. Sin embargo, pocos testimonios tenemos tan íntimos como el que consiguió el realizador Brett Morgen con este documental de 2015.

Un cuarto de siglo y pico después de su desaparición, la figura de Kurt Cobain sigue suscitando interés, admiración y fascinación a partes iguales. Y cinco años después de la realización de este filme, «Cobain: Montage of Heck» sigue teniendo la misma vigencia que cuando se estrenó.

Lejos de sensacionalismos y amarillismos, lo que a su vez la aleja de desafortunados pero muy ruidosos intentos anteriores, esta película puede tenerse como el más fiel testimonio de lo que fue la vida de Cobain. Repleta de imágenes familiares desde su infancia hasta su matrimonio con Courtney Love, el realizador reconstruye con mucho gusto la vida del malogrado músico gracias a los testimonios de las personas más cercanas a Cobain, como su padre, su madre, su madrastra, su hermana, su ex novia, la propia Courtney o el bajista de Nirvana Krist Novoselic, lo que hace que la historia que nos narra «Cobain: Montage of Heck» gane dos cosas: credibilidad y riqueza de detalle. Gracias a todas estas aportaciones seremos testigos de testimonios tal vez emotivos, pero Morgen nunca busca el morbo. Es más, el director de la cinta recurre a titulares y a artículos de prensa para contar ciertos eventos, sin tomar partido, simplemente dejando al alcance del espectador una serie de datos que él mismo debe valorar.

Otro aspecto muy destacable es el exquisito gusto que muestran las reconstrucciones y animaciones que podemos ver en diferentes momentos a lo largo del amplio metraje.

Sin duda alguna, uno de los mejores documentales musicales de la última década.

Comentarios

Comentarios