WolfWolf – ‘Metamorphosis’ (Lux Noise 2020)

A comienzos de este fatídico 2020 el dúo suizo WolfWolf lanzaba su tercer trabajo, una docena de cortes que responden al título conjunto de «Metamorphosis». Una obra que llegaba al mundo tal vez no en el mejor momento -en los albores de la actual pandemia-,… o tal vez sí dada la naturaleza sci-fi de las letras de la banda.

Ya os hablamos por aquí en su día de su anterior entrega, «The Cryptid Zoo» (podéis leer nuestra opinión sobre aquella obra aquí), así que simplemente os recordaremos que la banda está formada por Mister Wolf -guitarra y voz- y Mister Wolf -batería y percusión-, pareja de músicos que comenzaron su andadura en el año 2011 en la sala Grünenwald, entre las comunas suizas de Wolfenschiessen y Engelberg. Como curiosidad comentar que WolfWolf han contado con la colaboración de Dietes Meier, fundador de los pioneros de la música electrónica Yello, que pone su voz a la versión de uno de sus temas, «Fat Fly», canción que sirvió también como primer single del álbum.

Por lo demás, en estos cuarenta minutos escasos de música, WolfWolf transitan por terrenos que no sorprenderán a los que ya estén familiarizados con su música. Tal vez hayan dejado a un lado la parte más bizarra de su sonido y se hayan centrado más en el garage rock de corte contemporáneo, pero básicamente seguimos encontrándonos con el mismo dúo de hace tres años. Supongo que se puede decir que el grupo ha evolucionado moderadamente, un concepto este de «evolución» que se me antoja que les va también como anillo al dedo tanto por el título del álbum como por el imaginario general de la banda.

Aún así, sigan como digo esperando aquí las referencias -lejanas eso sí- a Tom Waits o Screamin’ Jay Hawkins. Y también cortes cercanos a la música de raíces norteamericana, ramalazos más punk o reinterpretaciones en clave sucia del blues más básico. Y aunque la propia naturaleza de la banda, un dúo de guitarra y batería -aunque al menos en disco enriquecen su sonido con cierta exuberancia instrumental-, pueda resultar un corsé demasiado asfixiante, de momento el sonido del grupo no da demasiadas muestras de agotamiento. Veremos cómo superan este evidente hándicap en entregas posteriores, pero de momento como digo en «Metamorphosis» sortean el problema con cierta solvencia.

Cruzaremos los dedos.

Comentarios

Comentarios