Rookie – ‘Rookie’ (Bloodshot 2020)

Hay discos que parecen destinados a encontrarnos. A veces es una portada o un título lo que nos atrae la atención, pero en el caso de Rookie desconozco qué es lo que me llamó para que de entre todo el material que nos llega, decidiera encargarme de su debut. Porque, que yo recuerde, ni me molesté en leer la información promocional ni vi la portada en ningún momento. Tampoco es que fuera amor a primera vista, porque lo mantuve «en espera» un tiempo (el disco se editó oficialmente el pasado 13 de marzo). Pero el caso es que a la primera escucha de los temas iniciales enseguida me dí cuenta de que el disco me iba a gustar y, más importante aún, me apetecía escribir sobre él.

Porque veamos, no todos los días te llega un álbum cuyas referencias sonoras son de nombres como Cheap Trick, Big Star, Neil Young, Allman Brothers o Thin Lizzy. Y aunque a primera vista estas bandas no parezcan muy compatibles, o que normalmente yo no suela prestar mucha atención a la información que llega desde el sello de turno (al fin y al cabo se trata de vender el producto), en el caso de Rookie no puedo estar más de acuerdo porque, como suele decirse coloquialmente, el encargado de redactar la nota de prensa lo ha clavado. Aunque yo añadiría también algo de Mott the Hoople a la descripción.

Ya desde la propia producción, parece que estemos ante uno de esos discos de rock clásico registrado a mediados de la década de los años 70 del pasado siglo. Y es que el sonido que ha logrado el sexteto de Chicago sueña añejo, pero con la calidad que garantiza la tecnología actual. Para mí resulta sorprendente que una banda joven como lo es Rookie tenga semejantes referentes musicales, pero por mucho que uno se frote las orejas, la prueba irrefutable sigue ahí cuando reproducimos por tercera vez consecutiva en el día este estreno discográfico.

«Rookie» es un disco con mucho poso del rock americano clásico, querencia por los medios tiempos y cierto ambiente general melancólico que le va muy bien por todo aquello de remitir a una era en la que el rock no solo era importante, sino que era probablemente la más importante manifestación de la cultura popular. Rookie han sabido recoger toda esa tradición y traerla hasta nuestros días sin llegar a sonar derivativos ni impostados. Mi intuición no me fallaba: para mí este es ya uno de mis discos nuevos preferidos en lo que va de año.

Comentarios

Comentarios