AGNES OBEL pospone a julio su concierto de Barcelona

Agnes Obel, considerada como una de las artistas más independientes y originales de la música contemporánea, ha anunciado el traslado de su concierto en la ciudad de Barcelona del próximo 27 de marzo al día 18 de julio (se mantiene en la Sala Barts).

La promotora de la gira, Mercury Wheels, ha emitido el siguiente comunicado:

Debido a las medidas de precaución impuestas de suspender todos los espectáculos en recintos cerrados con capacidad para más de 1000 personas, el concierto de Agnes Obel en la Sala Barts de Barcelona, originalmente previsto para el 27 de marzo, se aplaza al sábado 18 de julio de 2020, en el mismo lugar.
Las entradas siguen siendo válidas para la nueva fecha.

La aclamada compositora danesa ha vuelto con “Myopia”, su esperado cuarto álbum y el primero que publica en Deutsche Grammophon, el prestigioso Sello Amarillo del Universal Music Group (Europa y Asia) y Blue Note (Norteamérica). “Empezó con una sensación de que estaba luchando por escapar de mi propia visión túnel. Todo a mi alrededor parecía reforzar esas tendencias, de modo que quería retratar esa sensación de estar atrapada dentro de un estado mental con muy poca visión periférica, donde lo que permanece visible no hace más que intensificarse cada vez más”.

Siguiendo los mismos principios que con sus álbumes anteriores («Philharmonics», «Aventine» y «Citizen Of Glass») el álbum más reciente de Obel ha sido un proyecto en solitario en todos los sentidos (como sus tres anteriores álbumes en estudio): ha pasado innumerables horas sola en el estudio durante los dos últimos años componiendo, grabando, produciendo y mezclando.

“Para mí la producción está entrelazada con las letras y la historia que hay detrás de las canciones”, dice Obel. «Esto es precisamente lo que hace que su música resulte tan irresistible y lo mismo puede predicarse de «Myopia». Paradójicamente, necesito crear para mí mi propia miopía a fin de hacer música”.

Durante este período de grabación, Obel estaba experimentando con técnicas de procesamiento de grabación, deformando y bajando la altura de la voz, cuerda, piano, celesta y piano luthéal, encontrando maneras de fundir todos estos elementos juntos para dar lugar a uno solo y retorciéndolos de tal modo que te sientes en casa dentro del sonido que evoca a lo largo del disco. “Quería encontrar maneras de fundir juntos los sonidos afinados, creando una sensación de la presencia de otro tiempo experimentado”, afirma, “retorciendo los sonidos en una especie de sintetizador orgánico interior o voz que da la impresión de que aparece únicamente en tu cabeza”.

Grabado principalmente de noche, no es ninguna sorpresa que resuene con fuerza a lo largo de los diez temas una sensación de nocturnidad. Pero semejantes horarios dieron paso a un período de insomnio; al investigar cómo curarlo, Obel quedó fascinada por la historia cultural del sueño y la antigua idea de que los problemas con el sueño están relacionados con un miedo a la muerte. Y así es como nació «Broken Sleep». “Aún pueden encontrarse en nuestro idioma vestigios de esta idea, en el modo en que describimos tanto la muerte como el sueño”, explica.

 

Comentarios

Comentarios