Northagirres – ‘Cavaré’ (Folc 2020)

Este próximo mes de marzo editan los guipuzcoanos Northagirres su nuevo lanzamiento.
«Cavaré» es su título, está compuesto por seis canciones y llegará nuevamente de la
mano de Folc Records. Con esta nueva obra la banda de Urretxu-Zumarraga parece
haberse decidido definitivamente por el formato EP, algo que dado el estado actual de
la industria discográfica y la urgencia e inmediatez que traen consigo las redes
sociales parece una decisión más que acertada y sobre todo muy coherente con los
tiempos que corren.

La banda registró el trabajo en diciembre de 2019 en los Garate Studios (Andoain,
Gipuzkoa) con Martxel Arkarazo a los controles, contando de nuevo con el conocido
J.A. Areta Goñi (JUXE) para la foto de portada. El diseño en esta ocasión ha corrido
a cargo de Beñat Galfarsoro.

Instalados ya parece que definitivamente en un rock setentero que aquí parece
arrimarse bastante a los Rolling Stones por momentos, podría decirse que Northagirres
han encontrado su sonido propio y que «Cavaré» sirve como testimonio de su
consolidación. Un sonido donde tienen una importancia capital los teclados,
intrumento que aporta unas atmósferas y texturas inteligentemente insertadas que le
dan un toque distintivo al grupo.

Se inicia este EP con el tema que le presta su título, canción que también ha servido
como primer adelanto. Una canción que arranca con uno aire cuasi disco que emparenta
lejanamente con cierta banda de New York con los rostros pintados y una tonadilla en
la que hablaban de haber nacido para amar a alguien. «El Don» suena deliciosamente
añejo -a mí escuchándolo me viene a la mente Grand Funk por ejemplo- y un aire
macarra también, por qué no decirlo. La pegajosa «LaLaLa LaLa LaLaLaLa LaLaLa» con su
simple pero efectivísimo estribillo cierra magistralmente la primera cara. «Elevator»
abre el otro lado de la rodaja marcando la vuelta al inglés del grupo y mostrando
también esa influencia de los Rolling Stones, algo que no puede ser otra cosa que
bueno. Le sucede «Yo también», corte que posee cierto aire sixties en su arranque y
una batería trotona que podría ser el único vestigio que queda aquí de sus inicios
más cercanos al country & western. Y así llegamos a «Frío», canción que reúne en un
mismo corte a los Afghan Whigs más elegantes, la emoción de algunas de las canciones de
-otra vez- los Rolling Stones cantadas por Keith Richards, combinadas en su recta
final con una intensidad contenida a lo Neil Young y cierto aire a Wilco; la única
pega es ese fade out final que deja un poco con la sensación de «coitus interruptus»
y que espero que en directo desarrollen de manera más extensa.

No sé si me precipito al decir que con «Cavaré» podríamos estar hablando de los
mejores Northagirres hasta el momento. Y no porque obras anteriores desmerezcan, sino
porque como he dicho antes, creo que aquí la banda consolida por fin un sonido que,
aunque puedan intuirse algunas influencias, ya puede decirse que han conseguido hacer
reconocible.

Comentarios

Comentarios