«Ted Bundy: Falling for a Killer» (Amazon Prime Video)

Aunque la de Ted Bundy es una figura que ha sido tratada hasta la saciedad en diversos documentales y filmes, todavía hay margen para crear un producto audiovisual que resulte novedoso, diferente, que aporte algo que tal vez fuera de justicia, pero que hasta ahora no había sido reflejado en el relato oficial.

Esto es lo que ha hecho Trish Wood, la directora y productora de esta serie documental titulada «Ted Bundy: Falling for a Killer» («Ted Bundy: enamorada de un asesino»), cinco capítulos que han sido estrenados en la plataforma de Amazon el último día de enero.

Aquí el enfoque es radicalmente diferente, ya que Wood se propone contar la historia de Elizabeth Kendall, la que fuera durante años novia de Bundy, quien junto al asesino y a su hija Molly podría decirse que formó una familia feliz, al menos durante algún tiempo. Kendall relata su experiencia desde su propio punto de vista, apoyada también por el testimonio de su hija.

Pero aunque el relato se vertebra en torno a su experiencia, no son las únicas mujeres protagonistas de esta historia, ya que también participan diversas testigos, supervivientes o investigadoras del caso, procurando dar visibilidad a toda una serie de personas que tal vez no hayan sido silenciadas conscientemente, pero desde luego nunca han sido reconocidas como se merecen. Y es que recordemos que durante la década de los 70 todavía era escasas las mujeres que servían en la policía por ejemplo. En muchos aspectos, las mujeres no eran tenidas en cuenta ni tomadas en serio. Y todo esto es sobre lo que busca arrojar luz la realizadora, a la vez que dar reconocimiento y apoyo a todas estas mujeres (e incluso dotarles de un vehículo para cerrar de una vez este capìtulo).

Podría decirse por lo tanto que estamos ante una serie documental en clave femenina. Y ojalá llegue un día que todo esto no sea necesario, pero de momento bienvenidos sean todos estos esfuerzos de hacer creaciones audiovisuales con cierta perspectiva de género, sobre todo si está tan bien tratada como en «Ted Bundy: Falling for a Killer».

Comentarios

Comentarios