Muere el legendario actor Kirk Douglas

Tenía 103 años y era uno de los últimos supervivientes de la era dorada del cine

El legendario actor Kirk Douglas, probablemente uno de los últimos supervivientes de la era dorada de Hollywood, ha fallecido este pasado miércoles, 5 de febrero de 2020 (durante la madrugada de hoy jueves 7 hora española) a los 103 años de edad. La noticia la ha confirmado en un comunicado su hijo Michael Douglas.

Nacido como Issur Danielovitch en diciembre de 1916, Kirk Douglas era hijo de emigrantes judíos. Creció en el estado de Nueva York y desde joven mostró interés por el mundo de la interpretación. En la universidad conocería al también futuro actor Karl Malden, antes de entrar en la American Academy of Dramatic Arts donde coincidiría con Lauren Bacall.

Tras el paréntesis que supuso su servicio en la Segunda Guerra Mundial, Douglas volvió a las tablas del teatro antes de ser persuadido para ir a Hollywood. En 1949 recibiría su primera nominación al Oscar por su papel de boxeador en «Champion», uno de los papeles que cimentaron su imagen de tipo rudo y musculoso. Ya a mediados de los 50 crearía su propia productora con el objetivo de controlar los papeles que interpretaría, convirtiéndose con ello en un pionero dentro del star system cinematográfico. Empezarían a llegar también los papeles probablemente más recordados de su carrera y su relación con directores míticos: Billy Wilder («Ace in the Hole», «The Bad and the Beautiful»), Stanley Kubrick («Paths of Glory»), Vincente Minnelli («Lust for Life», biopic sobre Vincent Van Gogh que le valdría su tercera nominación al Oscar). Pero sin duda uno de los papeles más importantes de su carrera la llegaría interpretando a un esclavo romano en la inolvidable «Espartaco».

Como productor destaca su labor para llevar al cine «Alguien voló sobre el nido del cuco», novela de la que se hizo con los derechos y tras una adaptación para los escenarios de Broadway, fue incapaz de que ningún estudio se interesara por llevarla a la gran pantalla. Tras cederle los derechos a su hijo, fue finalmente Michael Douglas quien lo hiciera. También destaca entre sus logros el haberse enfrentado a la caza de brujas del macartismo al contar con guionistas incluidos en la denominada «lista negra», caso de Dalton Trumbo, que se encargó del guion de «Espartaco». Lo contaría él mismo en un libro en los años 90, década en la que también recibió su Oscar honorario en el año 1996, poco antes de sufrir una embolia que paralizó parte de su cuerpo.

Descanse en paz.

Comentarios

Comentarios