Mechanimal – ‘Trux’ (Inner Ear 2020)

Desde Grecia y gracias a nuestros amigos de Inner Ear nos llega un disco repleto de
sonidos poco habituales por estas páginas: «Crux», del combo conocido como Mechanimal
(contracción de «mechanical animal»), contiene una decena de cortes que se pasean por
la electrónica ambiental, constituyendo un álbum de carácter consistente pero de
resultados no monolíticos.

La banda, concebida como un proyecto multimedia (música e imagen), nació en 2011 de
la mente del productor ateniense Giannis Papaioannou. Se puede decir por tanto que
estamos ante un proyecto unipersonal, aunque el cerebro de la criatura se deje
acompañar por Freddie Faulkenberry a las voces y los montajes visuales de Angelica
Vrettou principalmente (en el disco hay otras colaboraciones puntuales de otros
músicos).

Así Mechanimal debutó en el año 2012 con un disco homónimo también editado por Inner
Ear, con el complemento del mencionado Faulkenberry y la guitarra de Tassos
Nikogiannis. Dos años después -2014- y sin cambiar de etiqueta, Mechanimal lanzarían
«Secret Science», previo a «Delta Pi Delta» (2016) y el EP «White Flag» (2019), que
hasta finales de este reciente mes de enero era la última referencia del grupo de
Papaioannou.

De este modo llegamos al cuarto largo y quinto lanzamiento en total de Mechanimal.
Grabado en el estudio de la banda a lo largo de gran parte del pasado 2019 (entre
enero y agosto), «Crux» es una obra que se inspira en la realidad para construir un
álbum variado en lo musical -dentro de los límites de la electrónica-, pero centrado
en describir líricamente un mundo que se desmorona. La profunda voz que a menudo roza
el spoken word de Faulkenberry, una extraña mezcla entre los registros de Nick Cave y
Leonard Cohen, proporciona un envoltorio que le da un tinte desconcertante a una
música a menudo preocupada por crear ambientes y acompañar de manera envolvente y
discreta al discurso vocal.

Tecno de inspiración industrial, rock con aspiraciones de ambient,… variadas
podrían ser las definiciones y probablemente todas ellas serían también correctas
para describir los cuarenta y siete minutos de este epatante «Crux». Escojan ustedes
la suya.

Comentarios

Comentarios