Albert Cummings – ‘Believe’ (Provogue 2020)

El 14 de febrero llegará a las tiendas «Believe», el nuevo disco del guitarrista
Albert Cummings que edita su también nuevo sello, Provogue. No podía encontrar mejor
casa el músico, ya que la división blues de la disquera holandesa Mascot es hogar
también de otros virtuosos como Joe Bonamassa, Kris Barras, Kenny Wayne Shepherd,
Robin Trower, George Benson o Eric Gales, además de albergar voces como la de Beth
Hart o encargarse de lanzar el directo póstumo del gran Gary Moore.

Este originario de Massachusetts ha reunido once cortes entre temas ajenos y propios
a los que ese título de «Believe» y el buen rollo que a priori desprende parecen
venirles como anillo al dedo. Ya desde el principio con el «Hold On» de Sam and Dave
(también se incluyen sendas versiones de «Me and My Guitar» de Freddie Kingy del tema
de Van Morrison «Crazy Love»), Cummings parece querer demostrar que este es un disco
de esos que los anglosajones dirían lleno de «feel-good songs», canciones para
sentirse bien.

Puede tener algo que ver el entorno en el que fue grabado, los conocidos FAME Studios
de Muscle Shoals (Alabama), histórico escenario que ha visto pasar por sus salas
músicos legendarios y lugar donde se han registrado muchos álbumes famosos en la
historia del rock and roll.

Así, este «Believe» se deja impregnar por la historia del lugar, lo que se traduce en
una obra que mezcla la brillante maestría -pero exenta de vistuosismos vacuos- que
alcanza Albert Cummings a los mandos de su Fender Stratocaster con una dieta en la
que hay cabida para el blues -evidentemente-, funk, soul, algo de country y por
supuesto rock n’ roll. La producción de Jim Gaines (Stevie Ray Vaughan, Santana)
realza una combinación -canciones y entorno- de la que es consciente hasta el propio
protagonista: «Puedes notar la diferencia entre este disco y el resto de los míos, y
esa es la diferencia de Muscle Shoals. Si hubiera grabado estas mismas canciones en
cualquier otro sitio, ‘Believe’ habría sonado entonces como un álbum completamente
diferente».

Solo acabamos de comenzar este 2020, pero algo me dice que cuando pasen estos 365
días «Believe» seguirá siendo unos de mis discos preferidos de este nuevo año.

Comentarios

Comentarios