Mariana Semkina – ‘Sleepwalking’ (Kscope 2020)

El próximo 14 de febrero llegará a las tiendas «Sleepwalking», el primer trabajo en
solitario de Marjana Semkina (aunque para esta obra la compositora, letrista y
vocalista ha decidido usar para su nombre la forma de «Mariana»). Llega esta obra tras
los cuatro exitosos discos que ha lanzado con Iamthemorning, un bagaje del que no
quiere escapar, pero que tampoco parece querer revivir tal cual con este deslumbrante y
sorprendente debut.

Para la autora, se trata de una obra muy pesonal que le sirvió para reponerse a un
momento personal difícil: «No era mi intención atribuir ningún significado o concepto
profundo a la creación de ‘Sleepwalking’; su propósito era más auto terapéutico: se
suponía que me ayudaría a superar algunos momentos oscuros, y al final de ese período
de mi vida me encontré, no solo renovada, sino con una colección de canciones que eran
demasiado personales para lanzar bajo cualquier otro nombre que no fuera el mío».

Estamos por lo tanto ante una obra que destila belleza y dolor a partes iguales, con
una inclasificable mezcla de estilos que nos puede remitir a Kate Bush -artista con la
que se compara frecuentemente a Semkina-, pero también a nombres como el de Tori Amos. Belleza también desde la propia portada, un homenaje al movimiento artístico de la
vanitas, desarrollado en el Barroco y que pretendía subrayar la inevitabilidad de la
muerte y lo efímero de la vida.

Con once cortes en poco más de cuarenta minutos de duración, «Sleepwalking»
(«Sonambulismo») no solo hace referencia a esa alteración del sueño, sino que se antoja
como el título perfecto para describir el caracter onírico de unas composiciones que
deslumbran por su delicada composición y ejecución. Ejecuación para la que la
protagonista ha contado con los músicos Jordan Rudess (Dream Theater), Craig Blundell y
Nick Beggs (Steven Wilson), así como su viejo colaborador Vlad Avy.

«Sleepwalking» es por lo tanto un álbum más cercano al pop y al folk que al rock,
aunque sus hipnóticas composiciones pueden atraer a un público más «duro». Haced la
prueba.

Comentarios

Comentarios