«Material Inflamable» de Richard Lloyd

Utilizando uno de esos anglicismos tan en boga últimamente, aunque el título original de «Everything Is Combustible: Television, CBGB’s and Five Decades of Rock and Roll» es un spoiler en toda regla, se me ocurre según repaso mis notas mentales sobre esta obra del guitarrista de los neoyorquinos Television que su traducción a nuestro idioma como «Material Inflamable» resulta mucho más simbólica.

Me explicaré: algunas de las cosas que nos cuenta aquí Richard Lloyd, sobre todo en sus primeros capítulos, resultan como mínimo bastante inverosímiles para…, bueno, para todos aquellos que no estén familiarizados con el mundo llamemos espiritual o simplemente para personas con una recia formación científica. Digamos que en cierto modo Richard Lloyd podría ser el equivalente en el rock de Shirley MacLean.

Pero dejando aparte estas historietas a lo hermana de Warren Beatty que yo personalmente no voy a entrar a valorar (aunque sí reconozco que le dan un punto de partida bastante alucinógeno a la obra), en estas memorias Lloyd hace un interesante repaso a toda su carrera, tanto dentro como fuera de Television. Por sus páginas se pasean un gran número de personajes conocidos (una de mis anécdotas favoritas tiene que ver con una pequeña tunda que el protagonista recibió a cargo del mismo Jimi Hendrix), y Lloyd no se corta a la hora de alardear de sus supuestas habilidades sexuales. Uno se pregunta cómo es posible que un ser que proviene de un estado de conciencia superior al del resto de los mortales puede caer tan fácilmente en la vanidad, pero ese es otro tema y está claro que le restaría algo de salsilla al libro.

Por lo demás, y como tantos otros libros escritos por músicos, aunque hable de ello, esta obra peca de dar pocos detalles sobre grabaciones, cómo se compuso tal o cuál tema y demás circunstancias estrictamente musicales que tanto gustan a algunos aficionados. Pero resulta muy entretenida y bastante divertida por momentos.

«Material Inflamable» de Richard Lloyd está editado por Contra.

Comentarios

Comentarios