Halm – Ponferrada (El King Kong 22-12-2019)

Halm en sesión matiné

Sumergidos en la vorágine pre-navideña, el tiempo se desvanece entre las múltiples tareas que programamos para nuestro día a día. Sin embargo, hemos hecho un hueco para acercarnos a una de esas rara avis en la escena musical.

Pocas veces se tiene la oportunidad de asistir a una sesión matinal, así que la excusa era perfecta para acercarnos a una de las dos fechas que los escandinavos Halm nos ofrecían este domingo, separadas ambas por un centenar de kilómetros en dos diferentes urbes, y a la sazón también última cita de su largo periplo por la piel de toro.

A la hora del aperitivo, Halm desplegó su numeroso muestrario de instrumentos en El King Kong, en la capital del Bierzo, haciéndose hueco entre las mesas y sillas del local retiradas para el evento.

Como si hubiera sido pensado con alevosía, la naturalidad con la que Halm estaban desplegando su escenografía, se acabó de completar con un concierto a caballo entre la ortodoxia acústica y las excepciones eléctricas estrictamente necesarias, aunque las distorsiones, comedidas, siempre estuvieron al servicio del general espíritu que los de Umeå quisieron transmitirnos en esta sesión matiné.

A la una del mediodía, con puntualidad exquisita, la banda, comandada por Maja Lundgren, Lisa Johansson y Johanna Sandgren repartiéndose las labores vocales, comenzaron a desgranar el repertorio elegido para la ocasión.

Unas melodías vocales extremadamente cuidadas y ejecutadas, arropadas por una exquisita envoltura musical, demostraron desde el inicio de la actuación de Halm que son una banda curtida en el directo, y que dominan a la perfección los resortes de ese country americana con melodías vocales de tinte nórdico por el que navegan.

Con el público en el bolsillo, a excepción de aquellos que competían porque sus conversaciones fueran a mayor volumen que el concierto de los escandinavos, los temas, con eminente peso de “Second Skin”, su más reciente trabajo discográfico hasta la fecha, iban ganando en intensidad y también en sutilidad, aunque a priori suene contradictorio, superando con creces la impresión de la escucha del disco.

Hubo, no obstante, temas de épocas pretéritas, destacando uno que nos dijeron era especial para la banda, “Raised By The Fire”, del álbum homónimo, que igualmente, ganó enteros en su versión en directo. Un estupendo sonido y una ejecución excelente hicieron el resto.

Se llevaron a su terreno el “Burning Rock” del rey del rock, única concesión a los temas ajenos, y entre unas cosas y otras, el concierto llegó a su término sin que nos diéramos apenas cuenta.

Por supuesto, los asistentes no tenían la intención de que así fuera, y Halm obsequió al público con un par de temas adicionales, tras los cuales dieron por concluido uno de los conciertos más especiales de esta temporada.

Esperamos tenerlas de vuelta pronto.

Comentarios

Comentarios