«Con las horas cantadas» de Gil Scott-Heron

No vamos a detenernos aquí a explicar la importancia de alguien como Gil Scott-Heron y su influencia dentro de la música negra de finales del pasado siglo XX. Estaríamos perdiendo el tiempo y, además, esta obra autobiográfica no va de eso.

Porque en «Con las horas cantadas» Scott-Heron -que como él mismo nos cuenta empezó como novelista- nos da un repaso a su vida desde una óptica nada convencional para alguien que quiere contar su historia: es el propio autor el que se pregunta cómo es posible que otros personajes recuerden hasta los detalles más insignificantes de sus vivencias, mientras que él es incapaz de describir con profundidad y detalle muchos momentos de su propia vida.

Aunque tal vez esto no sea así del todo, la hábil prosa (y por momentos verso) del afroamericano nos traslada de manera ágil desde su infancia en el sur hasta su llegada a Nueva York, su posterior y accidentado paso por la universidad y el arranque y desarrollo de una carrera musical que nunca buscó conscientemente, pero que parece que le acabó encontrando a él.

Obviamente Scott-Heron tiene recuerdos para sun andanzas como sindicalista estudiantil, su contactos fortuitos con personajes como Bob Marley o Michael Jackson, la ayuda de su amigo Stevie Wonder o el apoyo fundamental de alguien como el ejecutivo discográfico Clive Davis o su propia madre.

Con todos estos elementos el rapsoda nos va componiendo un autorretrato en el que no parece concederse ninguna importancia y en ocasiones da hasta la impresión de que pasaba por allí. Sabemos que no es así, pero esta forma tan casual esconde también a un escritor tan apañado como humilde.

Por lo demás, tal vez se eche en falta algo más de profundidad en según qué sucesos de los que nos va narrando -el editor literario de la obra incluye una nota final donde explica cómo se gestó el libro y las razones de que esto sea así-, pero en líneas generales «Con las horas cantadas» resulta una obra entretenida y de lectura fácil que tiene además el valor añadido de haber sido contada por el propio protagonista.

«Con las horas cantadas» de Gil Scott-Heron está editado en España por Libros del Kultrum.

Comentarios

Comentarios