Dan McCafferty – ‘Last Testament’ (earMUSIC 2019)

Ni su nombre está entre los más citados de entre los vocalistas de su generación ni su
banda es una de las que se vienen a la mente cuando se habla de rock setentero, pero no
está de más recordar que Dan McCafferty fue el eterno vocalista de los infravalorados
Nazareth desde sus inicios hasta que en el año 2013 se vió obligado a retirarse cuando
tuvo un par de «sustos» sobre el escenario.

Sorprende por esto último que ahora nos llegue este álbum, cuando el cantante lleva más
de un lustro alejado de los focos y cuenta con 74 años de edad. Pero simplemente con
leer su título, «Last Testament», no es difícil darse cuenta de que McCafferty deseaba
retirarse de una manera más digna parea un músico que el mero hecho de estar obligado
por temas de salud.

Asociado al compositor checo Karel Marik, el británico se ha dedicado aquí a componer
la mayor parte de las letras, mientras que el primero es autor prácticamente de toda la
música. Tal vez por esto se explique que la línea del álbum sea más acorde con el folk
que con el rock, estando muy presentes instrumentos como el acordeón, el piano o las
guitarras acústicas. Aunque también hay que otro tema en que las guitarras eléctricas
toman el protagonismo, en lo que podríamos denominar sin rubor folk rock de libro (y
con algún momento cercano a los Thin Lizzy más tradicionalmente irlandeses o a Led
Zeppelin, aunque salvando las -enormes- distancias con ambos grupos). También podemos
encontrar guiños a la música balcánica o francesa.

En cuanto al protagonista, McCafferty nos da muestras aquí de una voz desgastada por la
edad, pero que precisamente por eso adquiere una interesante personalidad y que nos
habla también de la honestidad de un vocalista que asume su actual registro y no trata
de esconderlo tras efectos o ecos.

Podríamos calificar en líneas generales «Last Testament» como un disco impregnado por
un fuerte sentimiento de melancolía que alcanza buenos momentos. Pero por mucho que
resulte refrescante salirse de vez en cuando del guion y consumir otros estilos de
música menos habituales en nuestras discotecas, servidor se queda con los momentos más
rockeros del álbum. «Last Testament» es en definitiva una mera curiosidad, pero se nota
que está hecha con cariño y empeño.

Comentarios

Comentarios