Slayer – «The Repentless Killogy – Live At The Forum In Inglewood, CA»

Sería imposible describir en unas pocas palabras la importancia de estos tipos dentro
del género metálico, tanto a nivel de reconocimiento popular como por su influencia en
otras bandas posteriores e incluso en el surgimiento de algunos de los subestilos más
extremos del metal. Y puede parecer mentira a pesar de que hemos tenido alrededor de
dos años para digerir la noticia, pero, salvo sorpresa de última hora (o reunión dentro
de algunos años dinero mediante), estamos a punto de decir adiós definitivamente a
Slayer cuando el próximo día 30 de este mes de noviembre se suban por última vez a un
escenario.

Curiosamente Slayer se despedirán en el mismo recinto donde grabaron este nuevo
directo, el Forum de Los Angeles, su ciudad natal. Un disco doble (contiene un total de
veintiún temas) que muestra pocas diferencias respecto a los set list que desplegaron
en sus últimas dos visitas a nuestro país dentro de esta gira de despedida (Madrid en
noviembre de 2018 y Resurrection Fest en julio de este año). Por lo tanto los
seguidores de la banda no encontrarán grandes novedades aquí cuando hoy vayan a su
tienda favorita a por el álbum, tan solo dos días después del estreno en cines de la
película a la que sirve de banda sonora. Habría sido un bonito detalle por ejemplo que
Kerry King y Tom Araya hubieran invitado a participar de alguna manera a Dave Lombardo,
aunque eso es algo más bien imposible a estas alturas (preguntado por ello en su cuenta
de Instagram recientemente, el batería fue categórico afirmando que no estaría
involucrado de ninguna manera ni siquiera en estos conciertos de despedida en su
ciudad). Personalmente me conformo con que se haya añadido en el set list un tema como
«Bloodline», probablemente mi tema preferido de su primera etapa con Paul Bostaph.

En cualquier caso, para un testimonio de la formación clásica de la banda ya tenemos
aquel legendario «Decade of Agression», un disco que, intencionadamente o no, marcó en
su momento un punto y aparte en la trayectoria del grupo y que seguro que algunos van a
utilizar como espejo con el que comparar.

Afortunadamente este «The Repentless Killogy» no va a salir demasiado mal parado (salvo
tal vez por un sonido que en algunos momentos resulta un poco embarullado -al menos en
los mp3s promocionales a los que la prensa hemos tenido acceso-), y tenemos que verlo
como lo que es: el testimonio final de una banda que -y lo siento por el bueno de Jeff
Hanneman- con el enorme Gary Holt parecía estar viviendo una segunda (o tercera, qué sé
yo) juventud. Es evidente que la incorporación del fundador de Exodus al grupo fue todo
un acierto en su momento, logrando incluso eclipsar en vivo a todo un Kerry King. Sí,
no estamos hablando de los Slayer clásicos, pero nunca ha podido decirse de ellos -al
contrario que de algunos compañeros de generación- que en directo hayan arrastrado su
leyenda por el fango, por mucho que no siempre hayan estado acertados en el estudio.

Evidentemente siempre se puede discutir sobre si deberían haber incluído este o aquel
tema (yo mataría por escuchar aquí una interpretación de «Black Magic» de un nivel
similar a la de su última visita a la capital sin ir más lejos), pero teniendo en
cuenta todos los condicionantes «The Repentless Killogy» es un álbum que documenta a la
perfección esta última etapa de la banda y que nos muestra la apisonadora que todavía
hoy son Slayer en directo. Yo os dejo ya que me voy corriendo a pillar mi copia.

Comentarios

Comentarios