The Dream Syndicate – Madrid (El Sol 22-10-2019)

3.6/5 - (25 votos)

Tras haber cimentado una base de fans durante la etapa dorada de su trayectoria, The Dream Syndicate juega a carta ganadora con esta resurrección del segundo milenio, y la devoción y entrega del público asistente es notoria.

Con estos mimbres no es difícil, a poco que uno ponga algo de interés, facturar un concierto satisfactorio.

La diferencia viene cuando la banda que está sobre las tablas va mas allá de esa costumbre tan arraigada en este casi ya sub género de reuniones lazarianas de arrancar y mantenerse a base de piloto automático.

Lejos de ello, Steve Wynn y sus acólitos nos ofrecieron una buena dosis de honestidad y entrega, quizás espoleados también por una sala El Sol abarrotada como pocas ocasiones, y que cristalizó en una auténtica noche de buenas sensaciones para todos, a ambos lados del escenario.

Un repertorio en el que no faltaron los clásicos de la banda, convenientemente dosificados y posicionados, ni tampoco temas de lo que por el momento es su máas reciente trabajo discográfico, «These Times«, pero también del brillante «How Did I Find Myself Here«.

El sonido, aunque bueno, estuvo marcado por la opacidad levemente distorsionada con la que sonó durante la noche la paisley de Wynn, restando ese brillo y luminosidad legendario de la formación, y que hubiera sido la guinda de un pastel que se antojaba a todas luces casi perfecto.

A pesar de la comunión constante y evidente entre banda y público desde que The Dream Syndicate comenzaron a desgranar sus temas, aún restaban momentos álgidos al atacar los clásicos que están ya incrustados en el inconsciente colectivo de toda una generación de la cual muchos miembros se dieron cita en El Sol.

Un contenido frenesí se desató con los acordes de «Medicine Show» o «The Days Of Wine And Roses«, sin desmerecer tampoco otras más recientes como «Glide«, que cerró el grueso del concierto, aunque los angelinos volvieron a las tablas para la traca final, tras la cual, se dejaron querer junto al puesto de venta donde se podían adquirir artículos y discos del grupo, firmando y dejándose fotografiar con todo aquel que se lo pidiera, siempre con una sonrisa en el rostro.

La persistente lluvia que nos acompañó en la espera antes de acceder a las entrañas de la sala seguía cayendo al abandonarla, pero no fue capaz de deslucir uno de los conciertos que quedarán durante largo tiempo en la retina de los que allí estuvieron.

Y es que cuando juntamos a Wynn, una telecaster paisley y un fender deluxe reverb, pocas cosa pueden salir mal, o al menos eso es lo que reflejaban los rostros de satisfacción de los que el pasado martes asistieron a la sala El Sol a ver y oír a The Dream Syndicate.

Comentarios

Comentarios