Kris Barras Band – ‘Light It Up’ (Provogue 2019)

Barras da rienda suelta a su vena más rockera en estos tres cuartos de hora de rock y blues grasiento y sudoroso

En poco más de una semana, el próximo viernes 13 de septiembre, se edita oficialmente
«Light It Up», el nuevo disco del guitarrista británico Kris Barras y su banda. Se
trata de su segundo largo para el sello holandés Provogue después de «The Divine And
Dirty» (2018) y tercero en total ya que debutó con un álbum autoeditado en 2016 de
título «Lucky 13».

No sé si podemos calificar todavía de meteórica la carrera de Barras, pero sí al menos podemos decir que está en línea ascendente: tras unos inicios titubeantes, sus conciertos han ido progresivamente convocando a un mayor número de asistentes, tal vez beneficiado por sus giras como acompañante de nombres como Beth Hart, Joanne Shaw Taylor, Walter Trout o Jonny Lang, además de haber compartido escenario con otros como Gun, The Magpie Salute o John Mayall and the Bluesbreakers.

Mención aparte merece su entrada como vocalista y guitarrista en Supersonic Blues
Machine, esa especie de superbanda del blues rock que cuenta en directo con la
colaboración del mismísimo Billy F. Gibbons. No está nada mal para un guitarrista que
se dedicó durante varios años a las artes marciales y que de hecho compitió a gran
nivel en mecas de la lucha y las apuestas como Las Vegas o Tailandia, abandonando
durante algunos años la música por un campo en el que veía mucho más futuro.

De «Light It Up», las nuevas trece canciones que está a punto de estrenar, el propio
Barras comenta que es su obra más completa hasta el momento. «Me obligué a componer de una manera diferente. La mayor diferencia en este álbum es que no me encasillé, sentía
que no tenía que acomodarme. Me senté y escribí las canciones quie quería escribir, con
el sonido quie quería producir y sin pensar para nada en el género», ha comentado el
músico sobre la dirección del nuevo disco.

Y haciendo ciertas esta palabras, debemos decir que «Light It Up» no es otro disco de
blues rock más. De hecho estas canciones tienen mucho más de hard rock que de blues.
Barras da rienda suelta a su vena más rockera en unos temas no exentos de cierta
comercialidad bien entendida y en los que abundan los estribillos con vocación de
himno. Puede que sea una cosa mía, pero es que incluso una canción como «Broken Teeth»
me recuerda al «Keep the Faith» de Bon Jovi.

Por supuesto que esto no significa que Kris haya dejado el blues de lado. Su influencia
se deja notar por doquier en temas como el final «Pride Is Forever», «Rain», «6AM» o
«Vegas Son», quizás los ejemplos más claros.

Algo más de tres cuartos de hora de rock (y blues) grasiento y sudoroso que por sus
características puede atraer a un amplio abanico de aficionados. Bastante apañado este
«Light It Up», sí.

Comentarios

Comentarios