Etapa Reina – ‘Sentidos primarios’ (Hang the DJ/Picnic/Entes Atómicos 2019)

A finales del pasado mes de junio se editó oficialmente «Sentidos primarios», el álbum que significa la obra de estreno para Etapa Reina. Se trata de un cuarteto que inició su andadura hace poco más de un año, a comienzos del pasado 2018.

Tres cuartas partes del grupo ya habían coincidido en un proyecto anterior, circunstancia que suponemos influyó para bien en el hecho de que en tan solo unos meses Etapa Reina se metieran en el estudio junto a Eric Fuentes para dar forma a este debut. Como curiosidad mencionar que la masterización corrió a cargo de Dan Coutant, que ha trabajado anteriormente con bandas como Jawbox, Lemuria u Hostage Calm.

En «Sentidos primarios» encontramos nueve canciones esparcidas a lo largo de aproximadamente media hora. Todos los temas cuentan con letras en castellano y nos muestran un estilo que la propia banda tilda de particular pero «con tintes de indie rock emo».

Lo cierto es que a mí estas canciones me recuerdan mucho a la era alternativa por antonomasía, los años 90, momento en el que toda la escena independiente que se había ido gestando de manera subterránea durante la década anterior por fin eclosionó inundándolo todo. Y las referencias que puedo vislumbrar aquí son internacionales, pero también los ejemplos nacionales más sobresalientes de aquel periodo.

No sé si lo anterior es algo consciente para la propia banda o si simplemente han adquirido este tipo de sonido por influencia de una segunda generación de grupos que a su vez crecieron durante la era alternativa, pero en cualquier caso eso es lo de menos. Se agradece que haya un grupo nacional que se aleje de lo que hoy en día se llama indie en este país, toda una caterva de bandas cuya referencia más antigua no parece tener más de diez años y que no remite sónicamente a ninguna banda de provecho. Y eso a pesar de esa etiqueta de «emo» que ellos mismos se adjudican, algo que haría huir a este cronista con ta solo escucharla porque en muchas ocasiones solo se aplica a bandas sin gracia y necesitadas urgentemente de una tranfusión de sangre.

Aquí por contra podemos encontrar cierto pulso, algo de garra en las seis cuerdas y la intención de encontrar un camino propio. No lo consiguen del todo, pero al menos sueltan frescos viendo lo que hay por ahí fuera.

Comentarios

Comentarios