The Demtones – «The Demtones» (Autoeditado 2019)

Os diré una cosa: nos han vendido tantas veces esa moto de «the next big thing» y rimbombantes expresiones descriptivas similares que yo ya no me creo nada. Así que cuando me encontré con que la información promocional de este joven trío sueco llamado The Demtones hablaba de ellos como «la nueva sensación del Rock’n’Roll de Suecia», todos mis sentidos se pusieron alerta.

Mi trabajo en esta web sin embargo debería partir, al menos como mínimo aceptable, de la concesión del beneficio de la duda a cualquier referencia que quieran poner bajo mi humilde lupa. Y eso significa también obviar las hiperbólicas descripciones que los encargados de promoción adjuntan con los envíos promocionales. Labor nada costosa en mi caso, ya que tengo la sana costumbre de leerme las dichosas hojas de promo una vez que ya he escuchado el álbum en cuestión varias veces, con lo que evito posibles condicionamientos previos.

De todas maneras estoy seguro de que a ti, querido lector que has llegado hasta este tercer párrafo sin abandonar, más que mi modus operandi a la hora de encarar una reseña discográfica lo que te interesa es saber de qué clase de disco estamos hablando; pues bien, como dice el chiste «el gato es mío y me lo…» … no, lo que quería decir es que todo esto es pertinente porque si nos creemos a pies juntillas lo que se dice de ellos, este trío formado por Oscar Ericsson (guitarra, voz y principal compositor), Martir Berhm Stener (batería) y Alfred Andersson (bajo), es también un grupo con un gran directo.

Escuchando el tipo de composiciones que nos presentan en este debut que tiene fecha de edición fijada para el próximo octubre, esta última aseveración resulta creíble. The Demtones mezclan las corrientes más contemporáneas del garage mainstream con las enseñanzas del high energy escandinavo de hace varios lustros, añadiendo también a la ecuación sonidos que podrían emparentarlos con las bandas de rock independiente -signifique lo que signifique hoy en día esa etiqueta- más exitosas de este milenio.

Así, en la poco más de media hora que duran estos nueve cortes, The Demtones nos agasajan con unas composiciones que tal vez no sean demasiado originales en cuanto a su articulación musical, pero con las que aportan a pesar de ello un sonido muy fresco y muy actual. Vamos, que no inventan nada, pero aún así consiguen sonar interesantes y, efectivamente, puede vislumbrarse que estamos antes unas canciones que deben de funcionar muy bien en directo. Yo personalmente me quedo con un tema como «I Come Around» por las influencias que se le intuyen, pero no puede decirse que el disco baje el nivel en ningún momento. Y es que además «The Demtones» finaliza en el momento perfecto: justo cuando podría comenzar a resultar monótono.

Comentarios

Comentarios